MISA DE GALLO

Por Lázaro Hades

Mañana celebramos el nacimiento del Señor.

Hoy quiero tratar de explicaros un poco porqué debemos asistir a la Misa de Gallo y qué es.

Es una misa que se celebra en la medianoche o un poco antes del 25 de diciembre, fecha del Nacimiento de Jesús en Belén.

Aunque hay diferentes teorías a propósito de la fecha exacta del nacimiento ya que para algunos historiadores la celebración de la Navidad histórica debería situarse en primavera (entre abril y mayo), y para otros, siguiendo el relato de Lucas 2:8, que indica que la noche del nacimiento de Jesús, los pastores cuidaban los rebaños al aire libre y que el cielo estaba lleno de estrellas, es poco probable que este acontecimiento hubiera ocurrido en el invierno (hemisferio norte). La Iglesia cristiana mantiene el 25 de diciembre como fecha convencional, puesto que en la primavera u otoño la Iglesia celebra la Pascua.

La Misa de Gallo (debe decirse Misa de Gallo y no Misa del Gallo) también es conocida popularmente como la “misa de los pastores“.

El nombre viene dado porque la misa solía caer “ad galli cantus” al canto del gallo, justo en el momento que comienza el día 25 de diciembre cuando los días comienzan a ser más largos que la noche, de igual forma que la venida de Jesús hizo que su luz venciera a la oscuridad, e iluminara nuestras tinieblas.

Ese canto hizo que se le quedara el sugestivo nombre que nada tiene que ver con el hecho de que en algunos países acostumbraran a comer gallo al horno en la cena de nochebuena.

Otra versión asegura que la denominación de “Misa del Gallo”, viene dada porque la Iglesia (la statio) a la que el Papa se dirigía para esa celebración tenía lugar en la Basílica de S. Petrum in gallocantum (San Pedro del canto del Gallo).

La celebración y asistencia a esta misa, en la que sus dos lecturas y el evangelio se centran en la narración del nacimiento en Belén, es muy importante para los cristianos ya que es la celebración principal de la Navidad.


 

Deja un comentario