12 preguntas, 12 reflexiones

  1. ¿Amas a los demás más que a ti mismo? o ¿o esperas que los demás sean y piensen como tú mismo para amarlos?
  2. ¿Decidiste entregarle tu vida a Cristo? Entonces no vuelvas la cara atrás…
  3. ¿Examen de conciencia? Simple y profundo: imagina un juicio donde eres el acusado. ¿Qué acusaciones harían de tí tus enemigos?
  4. ¿La clave de la humildad? Hacer y desaparecer.
  5. ¿No sabes cuál es tu misión en el mundo? Si te cuesta entender algo de tu vocación no te preocupes, porque es cosa de Dios.
  6. ¿No tienes ganas de orar? ¿Sientes aridez? ¿Te ataca una aguda dispersión? ¡Escríbele una carta al Señor! Toma lápiz y papel y comienza a escribirle. Convertirás esa sequedad en atención y en fervor.
  7. ¿Para qué estamos en esta vida? No podía ser más simple: ¡Para crecer!
  8. ¿Qué quiere hoy Dios de ti?
  9. ¿Te atormenta un amor humano? Piensa en este consuelo: Solo Dios Vale la Pena.
  10. ¿Te es demasiado difícil el camino ascético? Es que no has permitido que Dios invada tu corazón.
  11. ¿Vas a rezar? Siéntate en una silla con la espalda derecha, entrelaza tus manos, respira tranquilamente, relaja tensiones y nervios, suelta recuerdos e imágenes, concéntrate, y entonces simplemente di: “Aquí estoy”.
  12. “¿Acaso no te gusta estar junto a mí?” –Te dice hoy el Señor.

Un pensamiento en “12 preguntas, 12 reflexiones”

  1. Me gustan todas las preguntas,pero especialmente
    ¿qué quieres Señor hoy de mi? A veces no nos pide tanto,simplemente el diario;hacer felices a los que tengo a mi alrededor

Deja un comentario