¿Cuál es tu Galilea?

El primer lunes de Pascua el Evangelio no decía esto:

“En aquel tiempo, las mujeres partieron a toda prisa del sepulcro, con miedo y gran gozo, y corrieron a dar la noticia a sus discípulos.

En esto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: «¡Dios os guarde!». Y ellas se acercaron a Él, y abrazándole sus pies, le adoraron.

Entonces les dice Jesús: «No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán».

¿Qué es Galilea? Galilea era la comarca en torno al mar del mismo nombre, sobre cuyas aguas caminó Jesús y en sus orillas Herodes construyó la ciudad de Tiberiades.
Una vez que oí el Evangelio, y tras un comentario de alguien que sabe leer muy bien entre líneas los mensajes del Señor, me hice sus mismas preguntas y coincidí en sus respuestas:

¿Y adónde vamos nosotros hoy en día a encontrarnos con Jesús? ¿Dónde está la Galilea de cada uno de nosotros?

Pues sí, cada uno de nosotros tenemos una Galilea dónde acudir.

La tenemos en nuestro día a día. Nuestra Galilea es nuestro espacio personal, nuestro trabajo, nuestros problemas, nuestro mundo particular donde cargamos de la igual forma con una pesada cruz como subimos al monte Tabor para exclamar “qué bien estamos aquí”.

En la Galilea de cada uno de nosotros podemos encontrar al Jesús resucitado que solo lo ve quien lo quiere ver, pero que se nos está mostrando PARA TODOS, quien lo quiere lo toma y quién no, se aleja.

Aquel mensaje no pudo ser más claro, “allí me verán”. Lo tienes fácil, lo verás en tu Galilea.

Encuéntralo en las dificultades de tu espacio, en el quehacer que te abruma por monótono, en las tinieblas de tu pensamiento, en las inquietudes que te turban y en la satisfacción de los éxitos y la alegría espontánea y anónima.

Ten claro, que en tú Galilea está el Señor.

¿Sabés ya cuál es tu Galilea?

Lázaro Hades.

Un pensamiento en “¿Cuál es tu Galilea?”

Deja un comentario