SALMOS: 138

El libro de los Salmos es un libro bíblico con 150 capítulos. Los ensayos de este libro se consideran poemas religiosos alabanzas y oraciones, tanto en el cristianismo como el judaísmo y el Islam.

Las autoría de los salmos son atribuidas a:

Rey David: 73; Asaf: 12; Hijos de Coré: 9; Salomón: 2; Hernán, con los hijos de Coré, y Ethan y Moisés: un salmo cada uno. Los otros 51 salmos son anónimos.

En mi opinión algunos de los textos, debido a la época en la que se escribieron, son más difíciles de explicar o entender. Sin embargo el que el oído hoy en Misa es muy claro, invita a la reflexión y se entiende fácilmente.

Te copio parte del salmo 138, con una traducción muy actualizada. Es para pararse a pensar…

Señor, tú me sondeas y me conoces:

Tú me conoces, Señor, profundamente:  tú conoces cuando me siento y me levanto,

desde lejos sabes mis pensamientos;

tú observas mi camino y mi descanso, todas mis sendas te son familiares.

Señor, tú me sondeas y me conoces;

Apenas la palabra está en mi boca, y ya, Señor, te la sabes completa.

Me envuelves por todas partes, y tienes puesta sobre mí tu mano.

Esta es una ciencia misteriosa para mí, tan sublime, que no la alcanzo.

Señor, tú me sondeas y me conoces.

 

 

 

Un pensamiento en “SALMOS: 138”

  1. El domingo pasado,en la homilía,el Papa nos preguntó ¿Qué tiene que ver un personaje que vivio hace 2000 años llamado Jesús con cada uno de nosotros hoy?Dándole vueltas estos días,he encontrado hoy una respuesta al leer este salmo.Alguien que te conoce profundamente,que sabe tus pensamientos,que observa nuestro camino y nuestro descanso,que tiene puesta su mano sobre nosotros…que nos ama de verdad y que no nos falla.
    Me gusta mucho este salmo.

Deja un comentario