¿QUIÉN ES UN ANAWIN?

Hoy quiero compartir un término sobre el que muchas veces había oído hablar, incluso atribuirse como definición propia, y sobre el que he estado aprendiendo a propósito de su significado: EL ANAWIN.

¿Quién es? Si se lo preguntara a mis hijos rápidamente me preguntarían: ¿En que serie de dibujos animados sale?. Fonéticamente es una expresión que invita en pensar en super héroes de ficción, pero no es el caso. Más bien, al contrario.

En los tiempos actuales es fácil compartir la angustia que están generando las dificultades económicas que vivimos. Otros sufren al ver como “no tienen” lo mismo que sus semejantes. Pero también hay personas que aciertan al entender que la verdadera riqueza o pobreza no se mide por la cantidad de dinero o posesiones materiales que tienen.

Han llegado a comprender que la cantidad de amor que dan, su entrega a los demás, el desprendimiento de sí mismos, es lo que les hace alcanzar la plenitud. Solo Dios les basta, como afirmaba San Rafael de Arnáiz.

En arameo, ANAWIN quiere decir: “Hombre pobre, cuya riqueza es tener a Dios. Cree radicalmente en El, y teniéndolo en su ser, le basta para sobrevivir”

Históricamente se decía de los ‘anawin’ que formaban un grupo, como un resto, cuya existencia se fundamentaba en la esperanza en Yavé, en la misericordia y compasión que tendría con su pueblo. Esos eran los pobres de espíritu. Por supuesto carecían de condecoraciones, influencias o prestigio sociales ni honores de clase alguna. Pero sí tenían algo infinitamente superior: su fe y esperanza inquebrantables en su Dios. Y eso no tenía ni tiene precio. Está por encima de todo y de todos.

 

Para completar mi aprendizaje sobre este término he recurrido a las solemnes bienaventuranzas («felicitaciones» a las personas que, por tener una dada cualidad o mantener una forma de conducta grata, están ligadas con Dios y se les exhorta, sobre la base de la propia experiencia de felicidad, a seguir los caminos que conducen a ella).

Estas palabras de Cristo marcan el inicio del Sermón de la Montaña, el primero de los sermones de Nuestro Señor en el Evangelio de San Mateo.

La primera es la bienaventuranza de no poseer nada.

“Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”

La palabra pobre en la lengua aramea en la que se pronunciaron estas palabras de Cristo,  refiere a un afligido, miserable, pobre. Esto ha de contextualizarse en los términos de humildad, de no dejar nunca de ser “mendigos ante Dios”, reconociendo humildemente la necesidad de ayuda divina.

Aparte de la bendición del Señor, la promesa del reino celestial no se otorga por la condición externa actual de tal pobreza. Los bienaventurados son pobres “de espíritu”, que por su propia voluntad están dispuestos a soportar por amor de Dios esta dolorosa y humilde condición, incluso aunque realmente sean ricos y felices.

Ellos son los Anawin.

 

Lázaro Hades

 

 

 

8 pensamientos en “¿QUIÉN ES UN ANAWIN?”

  1. Nunca había oído hablar de los anawin.Sin embargo me encantaría ser uno de ellos.Quien se ha llenado de Dios ya no necesita nada.
    Del salmo 83 he resumido este párrafo.
    “Mi corazón te busca,mi corazón desea estar contigo,
    y no descansa hasta que tu seas el centro de mi vida.
    Mi corazón y mi ser entero gritan junto a ti de alegría,
    la alegría de mi corazón eres tu ,Dios de la vida.
    !En tus manos de padre he encontrado morada Señor Dios mío!

  2. El mayor enemigo de la interioridad soy yo mismo, porque el “yo” que llevo dentro me esclaviza, pidiendo satisfacciones, alimentando rencores, venganzas, y toda clase de autosatisfacciones para llenar mi interior de recelos, prejuicios, etc

  3. Hermano Lázaro. Gracias por el término pero no hemos descubierto nada nuevo. En tu reflexión nos hablas de los santos, que no son otros que los Pobres del Evangelio, aquellos que atendiendo la llamada, dejaron familia, vida y casa, para servir a Dios y al hermano más necesitado de amor.

  4. wow nunca habia escuchado hablar de los “anawin” muchisimas gracias por tu informacion me ha servido de muchisimos. Has hecho un lindo trabajo, Dios te guarde siempre.

    “por eso debia el hombre de tal manera
    apoyarse en Dios que no le fuera
    necesario buscar consuelos humanos”

  5. Alguien me dijo por ahí, tu eres un anawin. Plop! Recibo con orgullo y humildad este apelativo. La vida tiene sentido en la medida que comprendemos y aceptamos los designios de Dios. El me acompaña y llena mi espíritu; sólo él basta..

  6. Gracias por la orientacion casi no habro tu pagina por el apellido ADES .Pero necesitaba conocer el significado de anawin.
    Yo tambien soy aprendiz de Cristiano y soy Catolico y es una eterna educacion por mi Fe.

  7. Sin aliento…trataré de aproximarme espiritualmente con la gracia de Dios, a través de Jesús y María para poseer el Universo, partria celestial prometida por Jesucristo, al anunciar la esperanza gratificante después de este peregrinar por la tierra…”Yo soy el camino la verdad y la vida”.

Deja un comentario