NO LO ENTIENDO, PERO NO ME ATREVO A PREGUNTAR.

A veces nos ocurre que cuando no sabemos algo de nuestra religión, o nos hablan en unos términos que no entendemos, nos da cierto reparo a preguntar por miedo al ridículo o a provocar un comentario de esos del tipo ¿pero cómo es posible que tú no sepas que significa esto?!!“. Parece que vamos a ser “menos cristianos” por no saber algo de lo que se supone que tenemos que estar enterados.

En mi caso, como me he atribuido la “licencia de aprendiz“, lo pregunto todo. Es normal que haya muchas cosas que no entendamos. Simbología, rituales, oraciones, vestimenta, órdenes, congregaciones, devociones, jerarquía eclesiástica… La Iglesia engloba muchos matices, pero un solo color, el color de Dios. Por eso hemos de instar a quién nos acompaña en nuestro camino en la fe a que nos ayude a entender todo lo que no sabemos, sin miedos, sin reparos.

Hace unos días me vino este pensamiento cuando alguien de quien estoy aprendiendo mucho me inicia una conversación hablándome de la exhortación apostólica post sinodal Verbum Domini.

Al oírlo, uno contesta aquello de ah, ya, ya sé de lo que me hablas … . Mientras, trato de disimular mi “cara de póquer” intentando desviar la conversación a temas de mejor entendimiento…

Pero el interlocutor insiste, “es muy importante, pues la Verbum Domini, escrita por Benedicto XVI, es fruto de la XII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la Palabra de Dios…”

¡¿Muy importante?!, si no sé de qué me está hablando…“. En ese momento ya me costaba mantener los ojos abiertos sin que las cejas se me arquearan demasiado inquiriendo una explicación lógica para un aprendiz de primer año.

De nuevo ataca el experto: “…la Verbum Domini responde a las necesidades que tiene la Iglesia en el tercer milenio…“.

Llegados a este punto, me tuve que plantar: “Un momento por favor, no estoy entendiendo nada y como te deje seguir o me hagas una pregunta en los próximos dos minutos me lo vas a tener que pasar todo a limpio…”

¿Qué el Sínodo de los Obispos?

¿Qué es la exhortación apostólica post sinodal?

¿Qué es la Verbum Domini ?

¿La Iglesia y el tercer milenio?

Te dan ganas de decir: “para, para que yo me bajo, que me he equivocado de tren…”

Bromas aparte, hay que concluir en que hay asuntos que son muy importantes dentro de nuestra fe a los que debemos estar atentos, que nos ayuda mucho su entendimiento a seguir el camino de Dios y continuar con la tarea de evangelización que todos los cristianos tienen asignada. De hecho, por ahí va la cosa, por el camino de la evangelización.

Durante esta semana trataré de explicar cómo yo he llegado a entender el interesante e importante tema al que aludía mi maestro en esta conversación.

Lázaro Hades

3 pensamientos en “NO LO ENTIENDO, PERO NO ME ATREVO A PREGUNTAR.”

  1. Tienes toda la razón.Es importante entender todas estas cosas,así puedes tener amplitud de miras,y sobre todo entender y estar informado antes de emitir juicios.Muchas gracias,me voy a poner yo también con la tarea de entender y profundizar en todo esto.

    1. Gracias, ya echaba de menos tus comentarios. Compartiendo esta información pretendo exactamente lo que tú has dicho, conocer de qué estamos hablando, sobre todo en muchas cosas relativas a la Iglesia de las que se juzga, en muchos casos sin saber bien lo que estamos diciendo.
      Bendiciones!

Deja un comentario