¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

Aprendiendo a vivir en cristiano comienzo a disfrutar mucho más de acontecimientos que a simple vista son banalidades para muchos y de los que uno comienza a sentirse cada día más afortunado al conocer y saber disfrutar.

He de reconocer que estaba deseando que llegara esta fecha para publicar este post. Es más, la he dejado programada para que el primer domingo de Adviento, a las 12 de la noche, el día que comienza el AÑO LITÚRGICO, esté publicada para felicitar a los cristianos que acuden a esta página y a todos con los que queráis compartir esta imagen que he preparado para la ocasión.

Es curioso mi caso. Llegué hace un año. En pocos días se cumple mi primer aniversario en este blog y, lo he escrito muchas veces, siempre digo lo mismo, jamás pensaba que llegaría tan lejos… Dios sabrá que está haciendo conmigo.

En una reflexión que recuerdo con mucho cariño, me definía como un cristiano dormido. ¡Y bien dormido que estaba!. Tenemos tantas cosas que celebrar que no se cómo podía conciliar el sueño. Gracias a Dios que desperté a tiempo para no perderme todo lo que El nos ofrece a diario.

Hoy es un buen día para despertar sensibilidades. Para darnos cuenta que no todo son “nocheviejas y años nuevos” al uso. Que nosotros, los cristianos, tenemos mucho que celebrar. Comenzamos el año el último domingo de noviembre y lo hacemos esperando una alegría suprema: vamos a estar esperando hasta el día 24 por la tarde para celebrar la Navidad, ni más ni menos que EL NACIMIENTO DE CRISTO. 

Me decía una religiosa a punto de cumplir sus bodas de oro en Cristo que cada Adviento es nuevo para ella. Y me lo creo. Ser consciente de que cada año va a venir Cristo a ponernos las cosas en nuestro sitio, a ordenar nuestro corazón… es una gozada. Es importante afirmarnos una y otra vez en nuestro eje.

Cuando te conviertes en el burro de carga del que viene a salvarnos te das cuenta que ese honor es algo delo que tu razón te autoriza a  aceptar o rechazar. Pero, ¡cómo mirar para otro lado cuando El te llama!. ¿Porqué nos empeñamos en no aceptar el regalo de la salvación que vino a ofrecernos? “Estando nosotros muertos por los pecados, Dios envió a su hijo para vivir entre nosotros y salvarnos para siempre por su gracia” (Efesios 2, 4-5).

Soy afortunado. He de reconocerlo. Dios me está dando la claridad suficiente para entenderlo. Doy gracias por ello a diario. Pero aún me faltan argumentos para saber contarlo, para transmitirlo con claridad. Para que vean en mi caminar por esta vida lo que Cristo hubiera querido hacer si le presto mi cuerpo. Pero me afano en ello, perseverando y  evitando decir la palabra comodín (pronunciar muy bajito…”es dificil”) cuando algo se escapa de lo que yo estoy acostumbrado a hacer. Esta claro que no es fácil pues si lo fuera yo seguiría siendo el mismo y no habría cambiado. Y aquí se trata de cambiar, de cambiar de óptica, de enfocar la vida desde el otro hacia tí y no desde yo para yo.

En fin, querido lector, estos son mis deseos para este año. Anhelos tan grandes como la motivación que tengo para esperar, encontrar, celebrar e imitar al que viene.

También son mis deseos para tí en este “AÑO NUEVO”.

Aprovecha que aún no han llegado las felicitaciones masivas y “powerpoints” en serie que te desbordarán dentro de unas semanas y transmite tus deseos a tu gente querida en estos días, felicitando el comienzo de un nuevo año litúrgico del que nos queda mucho que disfrutar con nuevos evangelios en los que cada día Jesús nos dirá algo específicamente para nosotros.

FELIZ AÑO NUEVO, feliz tiempo de espera, encuentro y celebración en Cristo.

Lázaro Hades.

4 pensamientos sobre “¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!”

  1. Empiezo por la originalidad de la imagen y el título. Realmente este es nuestro año nuevo. Sigo con los própositos de adviento. Llevo años intentándolo, no lo consigo, pero camino sin detenerme y eso al fin y al cabo es una forma de avanzar. Espero estos tiempos siempre con ilusión, porque sé que el cambio se puede hacer en cualquier momento, cuando menos lo espero la luz puede invadirme y eso se llama esperanza y Fe, con ellas camino y claro está ahora con un amigo más llamado Lázaro. Un fuerte abrazo y Feliz adviento

    1. Muchas gracias. Me quedo con esa reflexion “…lo intento, no lo consigo, pero camino sin detenerme y eso al fin y al cabo es una forma de avanzar…”.
      “Estemos prevenidos, no sea que El llegue y nos encuentre dormidos”.
      Un abrazo.

  2. FELIZ AÑO NUEVO también para ti y lo tuyos Lázaro. También para todos los lectores que estamos, como yo, “enganchados” a este aprendizaje fantástico que es el ser un cristiano cada vez un poquito mejor.
    BENDITO SEA DIOS QUE TANTO NOS QUIERE.

  3. Cada adviento procuro vivirlo en tono de cambio,de reflexión…pero
    luego pasa lo de siempre,los agobios de los exámenes,las notas,los teatros,los preparativos de navidad,las compras,los adornos,y cuando llega Nochebuena,pienso que no me he preparado como me hubiera gustado y me entra cierto vacío.Este año me he propuesto no despistarme,centrarme en lo importante sin descuidar lo demás,pero intentando quitar lo que estorba del camino,para llenarme el día 24 no sólo de turrón ,espero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>