LO QUE TE PIERDES SI DEJAS DE COMULGAR

“Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; éste es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera”

LA COMUNIÓN ES TU TESORO

Si dejas una vez de recibir la Santa comunión, considera lo que pierdes:

1. Pierdes una ocasión de ver personalmente a Jesús autor de la vida espiritual y de toda santidad.

2. Pierdes un aumento especial de gracia santificante, que embellece tu alma y la hace mas grata a los ojos de Dios.

 

3. Pierdes la gracia sacramental a la que tienes derecho en tiempo de las tentaciones.

4. Pierdes la preciosa oportunidad de recibir el perdón de tus pecados veniales.

5. Pierdes la influencia amortiguadora de las pasiones.

6. Pierdes la ocasión de recibir la remisión parcial de los penas temporales de tus pecados.

7. Pierdes los gozos espirituales que cada comunión suele producir.

8. Pierdes un aumento de gloria por toda la eternidad.

9. Y quizás pierdas:

a) el control sobre tus pasiones.

b) una gracia especial que por mucho tiempo vienes pidiendo.

c) la conversión ó salvación de algún alma.

d) la salvación de algún alma de un pariente en el purgatorio.. .

¡De qué gracias te privas si omites una sola Comunión!

.

4 pensamientos en “LO QUE TE PIERDES SI DEJAS DE COMULGAR”

  1. Hace pocos días pensaba en ello. Tengo una hermana que por su divorcio no puede comulgar y eso que asiste a Misa cada domingo. Y me entristecí cuando me vino a la mente ese pensamiento. Debe ser triste para ella también, asistir al banquete y no poder comer. Valoro muy poco el gran don que se me ha dado. Un abrazo

    1. Efectivamente, Angelo,para ser conscientes de ello es conveniente que paremos y recapacitemos a menudo sobre Quién recibimos cuando comulgamos.Que no caigamos nunca en la rutina cuando tratamos con Cristo.
      Gracias. Un abrazo.

  2. mi esposo dejo el hogar hace dos semanas, vamos a divorciarnos y me siento muy triste porque yo luche en muchos momentos para seguir el plan de dios en nuestro hogar, ahora hecha a la idea estoy haciendo los ajustes a nuestra nueva vida y lo que mas me pesa son mis hijos sin padre y que no podré comulgar más. Me pone furiosa pensar que por un acto suyo yo perderé mi comunión con Jesús. oren por nosotros para que dios traiga la paz a nuestras vidas. Bendiciones.

Deja un comentario