SE ACABA EL AÑO, SE HACE NECESARIO UN MOMENTO ENTRE DIOS Y YO.

Se acaba el año y de cara al comienzo del nuevo, comparto con vosotros un guión para que podamos reflexionar un momento con Dios.

Te propongo que guardes este documento: (descargar). Lo personalices con tus intenciones, poniendo nombres a las personas que se mencionan y situaciones concretas de agradecimientos y peticiones.

Luego te sugiero que lo imprimas y acudas un día a una Iglesia fuera del horario de celebración y repases y medites tus propósitos ante la luz que ilumina el sagrario.

GRACIAS

  • Por haber venido a mi alma
  • Por haberme creado, redimido, hecho cristiano y conservado la vida.
  • Por lo que me has dado, desde que nací: familia, salud y enfermedad, amigos, cualidades, talentos, sufrimientos, crisis…
  • Por los dones que me has concedido últimamente y que soy consciente de ellos.
  • Por los dones que me has concedido y desconozco.
  • Porque siempre perdonas, y a mí tantas veces.
  • Por haberme dado a tu Madre

TE PIDO

  • Que aumente mi fe, mi esperanza, caridad y humildad
  • Que actúe siempre con amor, con intenciones rectas (y no por vanidad, capricho o egoísmo).
  • Un corazón grande, verdadera vida interior
  • Ser santo, viviendo con generosidad en tu gracia.
  • Por la Iglesia y el Papa. Por los sacerdotes. Por la unidad de los cristianos.
  • Por mi familia: por cada uno de ellos
  • Por mis amigos, mis compañeros, mis Fraternidad, mi apostolado: por cada uno de ellos
  • Por la paz en el mundo. Que nadie pase hambre.
  • Que nadie aborte.

ME PROPONGO HACER POR TÍ

  • Hacer actos de amor: amarte por los que no te aman.
  • Hacer actos de entrega: vivir y pensar para ti. Poner en tus manos mi vida, mis posibilidades, mi futuro.
  • Leer tu Evangelio y asistir a Misa, al menos un día más además de los domingos.

TE PIDO PERDÓN POR

  • Por los pecados de los todos los hombres de todos los tiempos
  • Por mis pecados, faltas de amor y entrega, olvidos, rutina, indiferencia.
  • Por tantas veces que no hago aprecio a todo lo que haces por mí, siendo este el mayor desprecio.

Lázaro Hades

Inspirado en textos de Jose Pedro Manglano.

3 pensamientos en “SE ACABA EL AÑO, SE HACE NECESARIO UN MOMENTO ENTRE DIOS Y YO.”

Deja un comentario