EN LAS MANOS DE DIOS

¿Te cuesta comenzar la semana? ¿Son los lunes días en los que se agolpan los problemas? ¿Es difícil afrontar una nueva semana tras el descanso?

¿Te has parado a pensar en cuantas ocasiones creemos que son los demás los responsables de nuestras contrariedades?

¿Te has planteado que quizá está en tus manos afrontar cualquier adversidad que se presente?

Tus manos actuando con la mente puesta en Cristo como modelo hay muchas probabilidades que desaparezcan, no solo las adversidades, sino los fantasmas que en nuestro pensamiento se instalan a causa de ellas.

Pongámonos manos a la obra.

No debemos culpar a nadie cuando algo falle: somos nosotros los responsables por aquello que conquistamos o no.

La diferencia la marcas tú, y tú y nadie más que tú; tu libertad, tus decisiones, tus juicios y tus acciones, ellas te llevarán por el camino de la verdad, del bien y de la paz si así lo quieres; de lo contrario, te puedes ir preparando, porque fácil no será, te lo aseguro.

¿Cómo enfrentar esos momentos que quisiéramos que nunca llegaran? pero ahí estarán y no le podremos dar la espalda o meter la cabeza al agujero como lo hacen las avestruces cuando ven que se acerca el peligro… ¡saca la cabeza, mira fijamente el problema y atácalo de raíz! Hay realidades que ni tu pareja, tu familia, ni tu mejor amigo, ni nadie podrá resolver por tí. En pocas palabras, todo está en tus manos. Tu presente y tu futuro, tu felicidad, tu realización, y al final, la vida eterna.

Había un viudo que vivía con sus dos hijas, curiosas e inteligentes. Las niñas siempre hacían muchas preguntas. A algunas de ellas él sabía responder, a otras no. Como pretendía ofrecerles la mejor educación, mandó a las niñas de vacaciones con un sabio que vivía en lo alto de una colina.

El sabio siempre respondía a todas las preguntas sin ni siquiera dudar.

Impacientes con el sabio, las niñas decidieron inventar una pregunta que él no supiese responder; entonces una de ellas apareció con una linda mariposa azul que usaría para engañar al sabio.

“¿Qué vas a hacer?” -preguntó la hermana.

“Voy a esconder la mariposa en mis manos y preguntarle al sabio si está viva o muerta.

“Si él dijese que está muerta, abriré mis manos y la dejaré volar. Si dice que está viva, la apretaré y la aplastaré. Y así, cualquiera que sea su respuesta, ¡será una respuesta equivocada!”

Las dos niñas fueron entonces al encuentro del sabio que estaba meditando.

“Tengo aquí una mariposa azul. Dígame, sabio, ¿está viva o muerta?”

Muy calmadamente el sabio sonrió y respondió:

“Depende de tí. Ella está en tus manos.”

Así es nuestra vida, nuestro presente y nuestro futuro, con nuestras decisiones y nuestros juicios.

No debemos culpar a nadie cuando algo falle: somos nosotros los responsables por aquello que conquistamos (o no conquistamos).

Nuestra vida está en nuestras manos, como la mariposa azul… Nos toca a nosotros escoger qué hacer con ella.

El día que puse mi vida en las manos de Dios, me quité de un gran peso, en Él confío y en Él tengo puestas todas mis esperanzas, con la seguridad que un día llegaré al cielo.

Soy consciente que a Dios rogando y con el mazo dando… Por lo tanto, nunca tires la toalla y no dejes de mirarle a Él…

Lázaro Hades (Gracias a un escrito recibido por mail)

6 pensamientos en “EN LAS MANOS DE DIOS”

  1. Despojarnos de nosotros mismos, morir al hombre viejo, sólo depende de nosotros. Mi experiencia me dice, que los años, los errores, las malas decisiones, si son aceptadas, nos ayudan a reconocer que necesitamos de Dios, que la libertad otorgada por Él tiene un precio, decidir lo que queremos , y si nuestra elección es El , puedo decir como tú. Con Dios me quité un gran peso, porque entonces es El quien asume toda nuestra carga.
    Un abrazo y feliz semana

    1. Hombre! Bienvenido de nuevo. Qué larga se nos ha hecho esta semana sin tus comentarios y sin las entradas en tu blog. Espero que el descanso haya llenado ese alma de tamaño XXL que tienes.
      Un abrazo!

  2. UF, QUE BARBARIDAD….ME LLENAS DE ALEGRIA LAZARO..PUES MI VIDA LA TENGO EN MANOS DE DIOS Y EL ME DA CADA DIA LA LIBERTAD DE MACHACARLA O ECHARLA A VOLAR…..
    ME ENCANTA SIEMPRE VENIR A VERTE!!!!

  3. Gracias ,excelente mensaje ne encanto!, me ha tocado mucho porq mis actuaciones se reflejan alli, toca actuar inmediatamente para cambiar. Nuevamente mil gracias y mil bendiciones por esa reflexion. Un abrazo fraterno.

  4. Es un mensaje hermoso, nadie sabe mas que el maestro,creemos que todo lo sabemos. Inclusive tratamos de poner a prueba a Dios. Lo que hacemos bueno o malo lo hacemos a sabiendas. Despues buscamos a quien culpar, la culpa es de otro no nuestra. ?????

Deja un comentario