MIÉRCOLES SANTO 2012

“Ellos le prometieron treinta monedas de plata” (Mateo 26, 14-25)

·

Judas rechaza a Cristo.

Y va a buscar un sustituto que llene el vacío que dejó en su corazón.

Y se queda con las treinta monedas de plata.

¿Puede este dinero saciar su hambre de amor y de sentido?

·

Cuando no oigo tu voz, Jesús…

cuando no pongo en práctica tu Palabra… 

cuando me aparto de ti…

cuando rechazo serte fiel…

lleno mis manos con treinta monedas.

Y quedo con el corazón vacío y dolorido.

·

Lázaro Hades.

Fuente: Rezar en Cuaresma. Editorial CCS.

Deja un comentario