RECIBIR A JESÚS POR PRIMERA VEZ, NO TIENE PRECIO

Ellos le preguntaron: “¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?.

Jesús les respondió: “La obra de Dios es que ustedes crean en aquel que Él ha enviado.

(Jn 6,22-29)

·

Lee el Evangelio de hoy lunes III de Pascua pulsando aquí

·

Llegan las Primeras Comuniones.

En esta semana muchos niños van a comulgar por primera vez. Ojalá niños y padres sean conscientes realmente del paso que están dando.

A lo largo de sus vidas, seguro que se formularán en alguna ocasión la misma pregunta que en el Evangelio de hoy se plantean sus discípulos.

¿Qué deben hacer para realizar las obras de Dios? Muy fácil, solo creer en El.

Será la primera vez que entren en comunión con Cristo, pero nunca llegará la última oportunidad, tanto para los niños como para los padres, para poder creer el El.

···

Los que en estos días hacen la Primera Comunión van a tomar su primera Hostia Sagrada.

Nuestro organismo asimila aquello que tomamos. Así, el alimento que ingerimos se transforma en parte de nuestro cuerpo. Para que lo entiendan, seguro que en más de una ocasión le has explicado a tus hijos que coman mucha fruta y verdura porque se harán “muy fuertes y muy altos”.

Cuando por primera vez reciban a Cristo en la Eucaristía, será al contrario. Será el niño el que pasará a formar parte de El.

Es un grandísimo misterio de nuestra fe. Pero es algo similar a cuando un río llega al mar y en vez de volverse saladas sus aguas ocurriera que, al contacto de las aguas fluviales con el océano, los mares de volvieran de agua dulce.

Eso es lo que les sucederá: les llega Cristo, el agua que les endulzará su alma aún salina, que se les volverá potable, virtuosa, adulta y llena de fe.

···

La atención de estos días, por desgracia en la mayoría de los casos, se centra en la celebración. Algo que aprovechan los medios de comunicación para presentarnos las Primeras Comuniones destacando que son muy caras, que es un despilfarro y que a muchas familias les supone casi la ruina, o por lo menos, les implica pedir un préstamo.

Vaya por delante que recibir a Jesús por primera vez, no tiene precio.

Según datos publicados en los medios, esto es lo que, socialmente, cuesta celebrar la 1ª Comunión:

- traje de niña: Desde 500 €

- traje de niño: Desde 350 €

- zapatos, calcetines, camisa, corbata, diadema, bolso… Tropecientos €

- cadena, medalla, reloj, collar, rosario, crucifijo, misal (no se para qué): Tropecientos €

- comida: Desde 60 € por persona.

- reportaje de fotos, videos, recordatorios… Desde 400 €

- hinchables, fiesta, dj, copas… (¿para los niños?)… Tropecientos €

En total, entre unas cosas y otras, varios miles de euros. Claro, que cada uno puede hacer lo que quiera con su dinero y sus pretensiones, pero tengan en cuenta lo siguiente:

Recibir a Jesús por primera vez, tiene los siguientes costes:

- 92 sesiones de catequesis… 0 €

- trabajo de los sacerdotes, catequistas… 0 €

- luz, calefacción, uso salones… 0 €

- obsequio de la parroquia, -estampa, evangelio, cruz….- 0 €

- limpieza, material celebración… 0 €

- 4 sesiones con los padres para preparar todo 0 €

- preocupaciones, malos ratos, disgustos, desvelos, …. 0 €

En total la preparación, desarrollo y celebración asciende a 0 €.

Claro que cada uno con su tiempo, su ilusión, su servicio, su disponibilidad, puede hacer lo que quiera. “Lo que gratis recibísteis, dadlo gratis” -Jesús de Nazaret-

Y el niño o la niña, ¿qué?

¿Quién lo manipula, lo maneja, le rompe el encanto de lo que celebra? ¿La Iglesia o la sociedad?

Pues ya sabemos lo que nos toca.

·

Lázaro Hades

Datos de webcatolicodejavier.org

6 pensamientos sobre “RECIBIR A JESÚS POR PRIMERA VEZ, NO TIENE PRECIO”

  1. Lázaro, tú siempre al día, y lo que es mejor, metiendo el dedo en la llaga, no para enfrentas sino para remover las conciencias dormidas.
    Anoche leía que el Papa había hecho una exhortación, ayer mismo, sobre este tema (al final copia el enlace).
    Mi experiencia como catequista (tanto a padres como a niños) me dice que aquí lo que importa es la “fachada”: trajes, adornos, fotos, fiesta, etc.
    Este año, en concreto, aún estoy esperando que algún padre me pregunte por cómo va su hijo, si necesitamos su colaboración, que si ellos (los padres) pueden hacer algo en casa para que su hijo pueda entender algo más de ese paso que va a dar, de cómo pueden mejorar esa mezcla de “agua del río con el agua del mar”, …………..
    Eso sí, de ir a misa, a esa Fiesta dominical de los cristianos, nada de nada (de 13 niños que harán la comunión el año que viene sólo van 6, y no siempre), al contrario, llegan a decirte en su inocencia que sus padres no quieren que vayan y que además los fines de semana son para otras cosas (¿?).
    Eso sí el cura, las monjas y los catequistas que pesados son.
    Es triste, el acto social es más importante que el religioso, ese Jesús al que van a recibir es la excusa perfecta para un despilfarro.
    Espero que piensen, pensemos, que los niños son Personas, compuestas de cuerpo y de Alma, y que si algún regalos se merecen en esta vida es conocer a Jesús, amarle y conocerle.
    Disculpa la extensión y ánimo, que lo más grande que tenemos en este mundo es la Eucaristía: alguien fue capaz de dar su Vida por nosotros y, a la vez, quedarse entre nosotros.
    Ahora el enlace prometido:

    http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2012/04/22/el-papa-pide-que-las-primeras-comuniones-sean-sobrias-iglesia-religion-papa-vaticano.shtml

  2. Lástima que muchos como yo, no supieran ser conscientes de lo que significó recibir a Jesús por primera vez. Hay santos infantiles que sí nos hablan de ese deseo. Santa María Goretti murió asesinada, por llegar inmaculada al altar y preparaba su primera comunión con esa pureza. San Tasircio (patrón de los monaguillos) murió martir por defender la Eucaristía que llevaba consigo.
    Ayer leí esta noticia: “El papa Benedicto XVI exhortó ayer a los párrocos, padres y catequistas a preparar la fiesta de la Primera Comunión de los niños “con fe, gran fervor, pero también con sobriedad”.
    Un abrazo

  3. Que bien lo dices todo……Jesus no tiene Precio…..y El por nosotros si que paga Bien…derrama toda su Sangre…Dios mio…que poco nos damos cuenta de esto………un abrazo. Tengo este año tres Comuniones..ahijados y sobrinos….asi que te las entrego en tus oraciones para que nunca dejen de Ver esta Gracia…..

  4. Soy catequista desde hace años y me ha tocado varias veces preparar a niños para su primera comunión. Cojo grupos en el primer curso y los dejo cuando se confirman, recorro el camino con ellos, así que les quiero como a mis propios hijos. Soy madre y tengo ambas perspectivas, repetir los mismo argumentos a las familias y luego ver los resultados a veces es triste, Para muchos lo de menos es el Sacramento, recibir por primera ver al Señor ha quedado en un segundo lugar… la fiesta, la jarana, los regalos, eso es lo que los niños valoran, si su comunión es mas multitudinaria y tienen mas regalos parece ser que sus padres le quieren más… ¡¡¡ que pena haber llegado a esto!!! . Menos mal que aún quedan familias con cordura y sentido cristiano, pocas pero las hay.
    Al leer tus artículos es como si pusieses palabras a mis pensamientos, GRACIAS.

Deja un comentario