MES DE MARÍA

Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre:

“Mujer, he ahí a tu hijo”.

Luego dice al discípulo:

He ahí a tu madre“”

(Jn 19, 26-27)

..

..

María,criatura humana

que lograste sentirte, y ser en verdad,

auténtica esclava del Señor.

En tu renuncia total a ti misma,

abres pleno espacio para Dios en tu vida;

con tu disponibilidad y entrega sin reservas,

ofreces amplio campo para que Él actúe.

Porque te situaste en la más alta pobreza

y el Señor miró complacido tu abajamiento,

y te nombró “bienaventurada”.

Ayúdanos a despojarnos de nuestras seguridades,

y a entregarnos,confiados en las manos del Padre,

para que ÉL pueda hacer con nosotros su obra.

AMÉN.

 …

A partir de mañana dedicaremos más espacio en nuestro blog a nuestra Madre.

Recuperaremos algunas de las entradas ya publicadas en mayo del año pasado que por su contenido merecen volver a ser editas y compartidas con todos vosotros.

También, a partir del sábado os propondré iniciar una novena a la Virgen María Auxiliadora hasta el día 24  cuando se celebra su fiesta.

Lázaro Hades

6 pensamientos en “MES DE MARÍA”

  1. Aprendamos el ejemplo de María:Se siente amada por Dios y se lo agradece y lo cuenta a los demás en su canto del MAGNIFICAT.

    Proclama mi alma la grandeza del Señor,
    se alegra mi espíritu en Dios ,mi salvador;
    porque ha mirado la humillación de su esclava.

    Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
    porque el poderoso ha hecho obras grandes por mi;
    su nombre es santo,
    y su misericordia llega a los fieles
    de generación en generación.

    Él hace proezas con su brazo;
    dispersa a los soberbios de corazón,
    derriba del trono a los poderosos
    y enaltece a los humildes,
    y a los hambrientos los colma de bienes
    y a los ricos los despide vacíos.

    Auxilia a Israel,su siervo
    acordándose de la misericordia
    -como lo había prometido a nuestros padres-
    en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

  2. María ,madre cercana.

    María ,madre de todos los hombres,
    venimos a tí para que nos animes
    en nuestros sufrimientos y des
    fuerza a nuestros pies cansados.
    MADRE EN LOS MOMENTOS DUROS,
    AYÚDANOS.
    María madre nuestra ,
    acompáñanos en nuestro caminar,
    pon alegría en nuestras tristezas
    y esperanza en nuestros desánimos.
    MADRE EN LOS MOMENTOS DUROS,
    AYÚDANOS.
    Tú que conoces nuestras penas
    danos fuerza en el dolor,
    danos paz en la vida,
    ilumínanos en nuestra oscuridad.
    AMËN.

  3. María,madre del Señor.
    Tu que amas de verdad,
    conserva limpio mi corazón
    y enséñame a amar.
    Limpio el corazón podré buscar
    un mundo alegre,donde vivir
    y un hogar con gozo,amor y paz.
    María hoy quiero comenzar
    a dar amor sin esperar.
    Bajo tu amparo quiero acogerme.
    Guía mis pasos junto a Jesús.
    AMËN

  4. Último día del mes de Mayo, Visitación de la virgen María.
    Rezamos la oración que dijo María cuando llegó al pueblo de Israel.

    Te alabo ,Señor porque eres grande
    y porque eres salvador de los hombres.
    Gracias,Señor porque eres santo y misericordioso
    siempre estás al lado de los que sufren.
    Gracias Señor porque siempre perdonas y confías en nuestra conversión.
    Haz,Señor que seamos fieles a tu Palabra,
    la escuchemos y la meditemos.
    Haznos ,Señor ,serviciales,que siempre sepamos estar al lado del que nos necesita.
    AMÉN.

  5. No encuentro mejor forma de terminar el día,que con esta bella oración,gracias y me apunto a la novena 😀

    Un cariñoso saludo en la derrota futbolera.

  6. Con todo mi cariño y afecto a todos los que participáis en este blog:

    Acordaos ¡oh piadosísima Virgen María!,

    que jamás se ha oído decir

    que ninguno de los que han acudido a vuestra protección,

    implorando vuestra asistencia y

    reclamando vuestro socorro, haya sido desamparado.

    Animado por esta confianza,

    a Vos también acudo ¡oh, Madre, Virgen de las vírgenes!

    y gimiendo bajo el peso de mis pecados

    me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana.

    ¡Oh, madre de Dios! no desechéis mis súplicas,

    antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente.

    Amén

    Gracias Lázaro por tener presente siempre a nuestra Madre.

Deja un comentario