¿ESTÁS DEJANDO HUELLAS?

«Vosotros sois la sal de la tierra.

Mas si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará?

Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres.

Vosotros sois la luz del mundo.

No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte.

Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín,

sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa.

Brille así vuestra luz delante de los hombres,

para que vean vuestras buenas obras

y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”

(Mt 5,13-16)

.

Un hombre que acababa de encontrarse con Jesús resucitado, iba a toda prisa por el camino de la vida, mirando por todas partes y buscando.

Se acercó a un anciano que estaba sentado al borde del camino, y le preguntó:

– Por favor, señor, ¿ha visto pasar por aquí a algún cristiano?
El anciano, encogiéndose de hombros, le contestó: Depende del tipo de cristiano que ande buscando.

Perdone, -dijo contrariado el hombre- pero soy nuevo en esto y no conozco los tipos que hay.

Sólo conozco a Jesús.

Y el anciano añadió: “Pues sí, amigo; hay de muchos tipos y maneras. Los hay para todos los gustos:

Hay cristianos por cumplimiento,

cristianos por tradición,

cristianos por costumbres,

cristianos por superstición,

cristianos por obligación,

cristianos por conveniencia,

cristianos auténticos…”

¡Los auténticos!, ¡ésos son los que yo busco! ¡los de verdad! – exclamó el hombre emocionado.

– ¡Vaya!, -dijo el anciano con voz grave-. Esos son los más difíciles de ver. Hace ya mucho tiempo que pasó uno de esos por aquí, y precisamente me preguntó lo mismo que usted.

– ¿Cómo podré reconocerlo?

Y el anciano contestó tranquilamente:

– No se preocupe, amigo. No tendrá dificultad en reconocerle.

Un cristiano de verdad, no pasa desapercibido en este mundo de sabios y engreídos. Lo reconocerá por sus obras.

Allí donde van, siempre dejan huellas.

¿TÚ… ESTÁS DEJANDO HUELLAS?

¿ERES SAL Y LUZ DEL MUNDO?

¿O ERES LÁMPARA ENCENDIDA DEBAJO DEL CELEMÍN?

.

5 pensamientos en “¿ESTÁS DEJANDO HUELLAS?”

  1. Querido Lázaro, la tarea que nos pone hoy el Señor no es nada fácil porque mirar dentro de mi no me hace mucha gracia, lo que me voy encontrando es feo, sucio, no hago las cosas bien, me porto regular con el que tengo cerca… ¿Qué clase de cristiano soy?… No sólo tengo faena para hoy, esto es para varios días… Me quiero pegar y rozar con las personas que DEJAN HUELLAS, que las hay, para que se me pegue mucho de ellos.

  2. Solo te digo Lázaro,que tengo mucho…pero que mucho que aprender para ser una auténtica cristiana.
    Me siento a años luz,de conseguirlo.
    Solo le pido que tenga paciencia conmigo.

    Un cariñoso saludo.

  3. y ¡YO¡ ¿Qué cristiana soy? No me veo en ningún caso de los que has dicho. Solo se que sin EL no soy nada, ¡QUÉ MIEDO! no poderle corresponder. PAZ Y BIEN

  4. hola lazaro quiero agradeserte todo lo q estas haciendo por nosotros, en verdad es primera vez q paso por tu pagina y he aprendido bastante.. tengo poco tiempo en el camino del senor y siento q estoy aprendiendo cada dia mas. es dificil pero con dios a mi lado no lo es… estoy trabajando mucho para mejorar como cristiana para agradar a dios… muchas vendiciones para ti 🙂

Deja un comentario