LAS PRIMERAS PALABRAS DE DIOS

El ángel, entrando en su presencia, dijo:

-Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo, bendita tú entre todas las mujeres.

Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel.

El ángel le dijo:

-No temas, María, porque has encontrado gracia de Dios.

(Lucas 1, 26-38)

 

“Alégrate”

Es lo primero que María escucha de Dios y lo primero que hemos de escuchar también nosotros. “Alégrate” es la primera palabra de Dios a toda criatura. En tiempos de incertidumbre y oscuridad, llenos de problemas y dificultades, lo primero que se nos pide es no perder la alegría. Sin alegría la vida se hace más difícil y dura.

“El Señor está contigo”

Dios nos acompaña, nos defiende y busca siempre nuestro bien. Podemos quejarnos de muchas cosas, pero nunca podremos decir que estamos solos, pues no es verdad. Dentro de cada uno, en lo más profundo de nuestro ser, está Dios, nuestro Salvador.

“No temas”

Son muchos los miedos que pueden despertarse en nosotros. Miedo al futuro, a la enfermedad, a la muerte. Nos da miedo sufrir, sentirnos solos, no ser amados. Podemos sentir miedo a nuestras contradicciones e incoherencias. El miedo ahoga la vida, paraliza las fuerzas, nos impide caminar. Lo que necesitamos es confianza, seguridad y luz.

“Has encontrado la gracia de Dios”

Nosotros también hemos de escuchar esas palabras. Vivimos y morimos sostenidos por la gracia y el amor de Dios. La vida sigue ahí con sus dificultades y sus problemas cotidianos. La fe en Dios no es una receta para resolverlos. Pero todo es diferente cuando vivimos buscando en Dios la luz y fuerza para enfrentarnos a ellos.

.

Lázaro Hades.

.

Fuente: El camino abierto por Jesús

.

 

 

2 pensamientos en “LAS PRIMERAS PALABRAS DE DIOS”

  1. NADA TE TURBE que fácil sería seguir está frase,que fácil sería confiar plenamente en EL, el nos guía, el nos cuida y lo mas importante EL nos quiere.

Deja un comentario