LOS MOMENTOS DE LA MISA (I)

Desde hace un tiempo quiero compartir contigo una idea a propósito de lo que significa asistir a misa.

Es algo que no podré contarte en solo una entrada porque será algo extenso.

Iremos poco a poco publicando diferentes posts que nos ayuden a tratar mejor a Jesús; para buscarle, encontrarle y amarle en este manantial de gracia que es la Santa Misa.

Hoy comenzamos con los momentos de la Misa:

.

PROCESIÓN DE ENTRADA

Llegamos al templo y nos disponemos para celebrar el misterio más grande de nuestra fe. Llegar puntual es señal cierta de amar la Santa Misa.

BESO EN EL ALTAR

El sacerdote entra, besa el altar y saluda a todos los presentes con el saludo de bienvenida más grande que puede darse: la señal de la cruz mientras dice en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Acompaña tú al sacerdote en ese beso al altar, mientras le pides al Señor que te ayude a vivir la Santa Misa con la misa pureza, humildad y devoción con que le recibió la Santísima Virgen.

ACTO PENITENCIAL

Pedimos humildemente perdón al Señor por todas nuestras faltas.

Es el momento de reconocer que somos eso, pobres pecadores. Y nos acordamos de nuestras faltas concretas, de tantos descuidos en el trato con Dios y con los demás, de nuestras caídas graves y menos graves que nos alejan de Dios, de nuestras faltas cometidas por la pereza, el egoísmo o la sensualidad…y le pedimos al Señor que ya no más, que no queremos volver a ofenderle y que nos perdone.

¡Qué gozada empezar la Santa Misa con el corazón y el alma limpia! ¡Y aprovechamos para revisar cuando fue nuestra última confesión y acudimos a este Sacramento para poder recibir dignamente al Señor en la comunión!

GLORIA

Alabamos a Dios, reconociendo su santidad, al mismo tiempo que nuestra necesidad de Él.

El Gloria es como un grito de entusiasmo hacia Dios, a toda la Trinidad.

ORACIÓN/COLECTA

Es la oración que el sacerdote, en nombre de todo el pueblo de Dios, hace al Padre.

El sacerdote deja aquí un momento de silencio para poner alguna(s) intención(es) al ofrecer este sacrificio de la Misa.

Aprovecha tú para poner intenciones concretas. No olvides que en la Misa es donde se arreglan todos los problemas, pues Dios nos concede cualquier cosa que acompañe al sacrificio de su Hijo.

PRIMERA LECTURA

En el Antiguo Testamento, Dios nos habla a través de la historia del pueblo de Israel.

EVANGELIO

El canto del Aleluya nos dispone a escuchar la proclamación del misterio de Cristo. Al finalizar aclamamos diciendo: “Gloria a tí, Señor Jesús”.

Es el mismo Jesucristo quien nos habla en la Escritura. Por eso lo escuchamos de pie, y el sacerdote lo besa cuando termina de proclamarlo. Es el mismo Jesucristo quien te habla a ti. Métete en esa escena del Evangelio.

HOMILÍA

El celebrante nos explica la Palabra de Dios.

Aprovecha tú estos momentos para dialogar interiormente con el Señor. Haz propios los consejos que te dan y procura sacar propósitos concretos. Una buena homilía es aquella que te cambia por dentro.

CREDO

Después de escuchar la Palabra de Dios, confesamos nuestra fe.

Hazlo de manera personal. Eres tú quien se lo dice a Dios.

ORACIÓN DE LOS FIELES

Rezamos unos por otros pidiendo por las necesidades de todos.

Sé consciente de que todo lo que le pedimos al Señor en la Misa nos lo concede.

 …

Puedes ver la segunda parte de “Los momentos de la Misa”, pulsando aquí.

.

Fuente: La Misa · Antonio Pérez Villahoz · Cobel Ediciones

.

 

3 pensamientos en “LOS MOMENTOS DE LA MISA (I)”

  1. Un post necesario. Muchos son (y digo bien) los que asisten a la Santa Misa, sin conocer todo el significado y simbología de la liturgia. me parece estupendo que nos ayudes a entenderlo. Un fuerte abrazo

  2. gracias!! por que realmente son de muchísima ayuda pues estos temas nos ayudan a entender el misterio de la celebración eucarística

Deja un comentario