LOS APÓSTOLES: LOS 15 CONVOCADOS DEL SELECCIONADOR UNIVERSAL

Aprovechando que en el Evangelio se nos vuelve a recordar cómo Jesús eligió a sus apóstoles, mezclando un poquito de humor y deporte, vamos a hacer un nuevo paralelismo para conocerlos mejor.

Te advierto que la entrada es un poco larga, por lo que deberás tomarte un poco más tiempo del habitual, aunque he tratado de no aburrir demasiado.

Me transformo en cronista futbolero y comento la noticia:

El Seleccionador Universal ha dado la lista de los 15 convocados para disputar la competición más importante, el campeonato del mundo de la Evangelización.

De nuevo, como viene siendo habitual desde El Monte, el Seleccionador ofreció una multitudinaria rueda de prensa para dar a conocer esta lista de convocados, que parece ser la definitiva.

Todo el mundo esperaba que fueran 12 los elegidos, pero el número ha aumentado hasta 15, ya que el Seleccionador intuía algunos inconvenientes futuros.

Estos son los elegidos:

Portero:

JESUCRISTO

El Seleccionador. Como siempre, ofrece la Vida por el equipo, y se presta dispuesto a parar todos los pecados de la humanidad a lo largo de los siglos.

Pese a llevar tantos años en el puesto, permanece imbatido.

Defensas:

SANTIAGO Y JUAN

Lateral izquierdo y lateral derecho.

Desde el principio pidieron al Seleccionador ocupar ese puesto. Aún se recuerdan aquellas palabras de su madre entrando a Jerusalén:

“Manda que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y otro a tu izquierda” Mt 20,17-28.

Se trata de dos aguerridos defensas, a los que le seleccionador denomina “hijos del Trueno”

Concretamente SANTIAGO, es un hombre de confianza del Seleccionador, no en vano, fue uno de los tres que Jesús invitó para compartir más de cerca su oración en el monte de los olivos.

Le llaman “el mayor”, además de por su corpulencia, para distinguirlo de otro seleccionado del mismo nombre.

En Galicia y Zaragoza ha dejado buena nota de su calidad este defensa. En la primera ciudad por iniciar una conocida comunidad cristiana y en la segunda por ser testigo de la presencia de la madre del Seleccionador, en este caso en la advocación del Pilar.

El otro lateral, JUAN, es uno de los evangelistas, que es como se les llama a los seleccionados que toman nota y transmiten con eficacia evangelizadora las enseñanzas del entrenador. Es un defensa temperamental, vivaz e impulsivo, ajeno a compromisos y dudas hasta parecer intolerable. No obstante en su evangelio se le identifica con el águila al tratarse del contenido que más alto se ha elevado en sus pensamientos y escritos.

Muy considerado por el Seleccionador, que le llama “el discípulo amado”.

PEDRO.

Central y capitán del equipo.

Nacido en Betsaida, de donde hay 4 seleccionados. De pequeño le llamaban Simón, y de mayor también le apodaron “Cefás”.

Es hermano de Andrés, otro que ha sido llamado.

En momentos de duda, el Señor hizo una pregunta:

(Mateo 16:16)

“¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?”

Simón Pedro, contestó:

“Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”.

Jesús le dijo entonces:

“¡Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque esto no te lo ha revelado ningún hombre, sino mi Padre, que está en los cielos!

Y yo te digo a ti que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia…”

Quedó claro que el central del equipo y capitán sería Pedro. Su jerarquía es incuestionable desde ese momento.

MATEO

El central, en un deporte como el fútbol, debe ser alguien que no deje pasar ni una. Quién mejor para ocupar este puesto que un recaudador de impuestos.

En cuanto Mateo, también llamado “Leví”, oyó al Seleccionador decir “ven y sígueme”, dejó su trabajo para incorporarse a este brillante equipo.

También es de los que tomaban nota de las enseñanzas del Maestro, otro evangelista, en este caso identificado con un ángel en forma de hombre, porque su evangelio comienza haciendo la lista de los antepasados de Jesús como hombre, y narrando la aparición de un ángel a San José.

SIMÓN

Este en su camiseta se identifica como “Celote”. Así es como se conocen a los que, como él, trabajaban contra la invasión romana en su país. Sin embargo, la escucha de la palabra de Cristo fue para él el descubrimiento a la universalidad del amor de Dios.

Este seleccionado es muy amigo de otro de los convocados, de hecho siempre están juntos en las concentraciones. Se trata de su inseparable Judas Tadeo, uno de los más mediáticos del equipo y del que hablaremos más adelante.

.

Centrocampistas:

BARTOLOMÉ

Le gusta ponerse la camiseta con el nombre de NATANAEL.

Muy amigo de Felipe, el otro mediocentro. Nació en Caná, famosa por sus bodas.

Cuando supo quién era el Seleccionador, nos dejó entrever que los de Nazaret no tenían muy buena prensa:

“¿De Nazaret puede salir algo bueno?” 

En ese momento, le echó una mano su buen amigo y compañero en el centro del campo, Felipe y le repitió una conocida frase:

“Ven y lo verás”

En su primer encuentro con el Señor no tuvo más remedio que reconocerlo:

 “Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel”.

Jesús le dijo:

“(…)  Mayores cosas que éstas verás”.

FELIPE

El otro mediocentro, también nacido en Betsaida, cuna de buenos jugadores.

En una concentración del equipo, durante la Última Cena, después de que Jesús afirmase que conocerle a Él significa también conocer al Padre (Cf. Juan 14,7), Felipe, casi ingenuamente, le pidió:

Señor, muéstranos al Padre y nos basta”

Jesús le respondió con un tono de benévolo reproche:

“¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces Felipe?”

TOMÁS

También se conoce a este centrocampista como “Dídimo”, y se caracteriza por las dudas en su juego, aunque es bastante contundente una vez que lo ve claro.

El Seleccionador suele alabar a los que realizan los pases con menos visión que la que demuestra Tomás. En este suceso acontecido en una concentración en la que se tuvo que ausentar el entrenador se puede comprobar:

 (…) En la primera aparición de Jesús resucitado a sus apóstoles no estaba con ellos Tomás. Los discípulos le decían:

“Hemos visto al Señor”.

El les contestó:

“si no veo en sus manos los agujeros de los clavos, y si no meto mis dedos en los agujeros sus clavos, y no meto mi mano en la herida de su constado, no creeré”.

Ocho días después estaban los discípulos reunidos y Tomás con ellos. Se presento Jesús y dijo a Tomás:

“Acerca tu dedo: aquí tienes mis manos. Trae tu mano y métela en la herida de mi costado, y no seas incrédulo sino creyente”.

Tomás le contestó:

“Señor mío y Dios mío”.

Jesús le dijo:

“Has creído porque me has visto. Dichosos los que creen sin ver”.

ANDRÉS

Otro nacido en Betsaida.

Parece que es uno de los preferidos por el Seleccionador. Incluso es ubicado en muchas ocasiones como segundo capitán detrás de Pedro.

Se trata de uno de los encargados de buscar nuevos valores para el equipo y quien tuvo una decisiva participación en uno de los partidos más complicados que hubo que jugar, en el que miles de personas ocupando un espacio similar a un campo de fútbol fueron abastecidos milagrosamente de pan y peces por obra y gracia del Señor. Siendo Andrés uno de los que más juego repartió en ese lance.

.

Delanteros:

JUDAS TADEO

Está claro que la estrella del equipo es el Portero. Pero su primo Judas es uno de los más mediáticos. Muchas personas, incluso a las que no les gusta este deporte, acuden a él con frecuencia para tratar de conseguir una de sus numerosas acciones.

Partidos muy complicados han sido resueltos gracias a la participación de Tadeo que siguiendo las instrucciones del Seleccionador ha logrado alcanzar metas inimaginables.

Es muy amigo de Simón, tanto, que el 28 de octubre celebran el Santo juntos.

SANTIAGO EL MENOR

También nacido en Caná, se le apoda el menor para no confundirlo con el que fue a Galicia, pero no por este apodo se trata de alguien que aporte poco al equipo. Más bien al contrario. Brillante es “la carta de Santiago”, que está en los albores de la Biblia y de donde se extrae una frase que no puede ser más clara:

“La fe sin obras, está muerta”

Es de los que más se esfuerza en los entrenamientos y nunca se le ha podido echar en cara ser familiar del Seleccionador, pues se ha ganado el puesto por méritos propios y no por ser hijo de una de las hermanas de la Virgen María.

JUDAS ISCARIOTE

Se trata de esos jugadores que cuando menos te lo esperas acaba vistiendo la camiseta del eterno rival. En todas las concentraciones da la nota. Siempre dudando y cuestionando las decisiones del entrenador.

Esta claro que el Amor del Señor es infinito pese a las 30 monedas que los acabarán separando.

.

Reservas:

MATÍAS

Ante la más que previsible marcha de Iscariote, el Seleccionador dejó dicho que había que ocupar cualquier vacante.

En el capítulo 1 de los Hechos de los Apóstoles, donde cuentan cómo pudieron seguir ganando partidos ante la ausencia del Seleccionador, echaron a suertes quién sería el sustituto y la suerte cayó en Matías que fue admitido desde ese día en el número de los doce apóstoles.

PABLO

Pablo “conoce a Jesús” enterado de la nueva doctrina que anunciaban los seguidores del Seleccionador a quién no llega a ver.

Sin embargo, pese a ser uno de los más críticos en un principio con el juego del equipo, acabó dándose cuenta de las excelencias del Señor cuando este le esperaba en las puertas de Damasco para tirarlo de su caballo y decirle que a partir de entonces sería uno de los suyos.

Jesús lo eligió para que anuncie su mensaje de salvación, la Buena Nueva, a todos los pueblos.

Bien, pues ya están los 14 apóstoles convocados. Y el número 15, ¿quién es?

Si has llegado leyendo hasta aquí, es porque el Seleccionador te ha elegido a ti. No por haber conseguido terminar este pesado panfleto que he escrito hoy, sino porque el Señor quiere a alguien como tú.

Los apóstoles fueron personas muy normales, como tú, a los que Dios ofreció su amor. Como lo hace contigo dándote la gracia para preservar en la fe. A los que desean amarle, les hace capaces de hacerlo.

Responde a su llamada con generosidad, rezando y pidiendo humildad para saber reconocerle en cada uno de los acontecimientos que te suceden.

Te ha elegido para ser el pincel en manos del artista, martillo de escultor, instrumento capaz de comunicar su gracia.

Tú solamente tienes que dejarte hacer.

.

Lázaro Hades.

.

 

 

 

 

 

5 pensamientos en “LOS APÓSTOLES: LOS 15 CONVOCADOS DEL SELECCIONADOR UNIVERSAL”

  1. ¡Qué pedazo de equipo! Con este equipo y un seleccionador así uno no se puede negar a jugar… Seguro que es una gozada… y también te engancha.
    Una entrada muy curiosa, amena y cariñosa que has hecho hoy. Como siempre muchas gracias Lázaro.
    Un saludo.

  2. No entiendo de futbol, pero a este equipo quiero pertenecer. Muy bien Lazaro vaya manera de animarnos a arrimar el hombro en la tarea que Jesus nos pide a cada uno. Gracias

  3. Dios mio Lázaro,¡¡¡vaya pedazo de equipo…si es que hasta mi querido Athletic se queda a la altura del barro!!! 🙂

    Bromas aparte,eres genial maestro Lázaro,cuanto aprendemos contigo,enhorabuena por tu ingenio y sabiduria.

    Un cariñoso saludo.

Deja un comentario