A TODA LA TIERRA ALCANZA SU PREGÓN

Te estarás preguntado qué es lo que hoy quiere decir la imagen de la entrada. ¿Qué pinta un futbolista en la portada de un blog cristiano?

Solo con leer lo que pone en su camiseta puedes ir teniendo alguna pista: “Believe and you´ll see the glory of God”, lo que en castellano quiere decir: “Cree y verás la gloria de Dios”.

Esta fotografía la guardé cuando salió publicada en mayo de 2012. Pensaba que algún día me serviría para inspirarme en una entrada. En la imagen, Radamel Falcao, jugador del conjunto español Atlético de Madrid, celebraba una importante victoria que su equipo había conseguido a nivel europeo.

Sobre este jugador preguntas a cualquier niño y seguro que te hablará de sus excelencias futbolísticas. Los aficionados de su equipo lo adoran y los de los equipos rivales le temen cuando se enfrenta a ellos además de soñar con tenerlo en sus filas.

Pero el día que vi esa camiseta investigué un poco más sobre ese hombre que hay detrás del futbolista y desde entonces admiro su forma de vivir la fe.

Muy pocas veces podremos ver a un personaje público expresar su amor al Señor de una manera tan clara y tan reiterada como lo hace este hombre. Si tienes oportunidad de hacerlo, solo basta con oír cómo habla, aunque sea de fútbol. En sus palabras se siente su profunda relación cristiana. En todos sus éxitos hay una referencia a Dios.

Esta mañana en Misa, el salmo responsorial me ha llamado la atención hasta el punto que me veo casi obligado a escribir la cantidad de pensamientos que se me han venido a la cabeza, y entre ellos la imagen del futbolista.

La respuesta del salmo de hoy es: a toda la tierra alcanza su pregón. 

Ver como llovía antes de comenzar la Eucaristía ya me estaba poniendo sobre aviso de lo que el Señor hoy quería que entendiese.

Todos los creyentes, y muchos que dicen no creer, están siempre esperanzados a recibir la gracia de Dios. ¿Quién no acude al Señor a la más mínima necesidad para que derrame su bondad sobre nosotros?

En ocasiones, pedimos a Dios sobre una necesidad puntual y nos parece insuficiente lo que nos está ofreciendo. Nos parece a menudo que necesitamos algo más de parte del Señor.

Ver cómo caía la lluvia me hacía pensar que esas gotas son como la gracia que Dios está derramando sobre nosotros.

Esa lluvia en forma de gracia, Dios la derrama para todos los que están pisando el mismo suelo que tú, para todos. Pero no todos están dispuestos a dejarse empapar de la misma forma.

A toda la tierra alcanza su pregón. La gracia de Dios es ofrecida a todos por igual. Cuando llueve, o cuando sale el sol, no sale solo para los buenos. Sale para todos.

Si el agua moja a todos por igual, ¿por qué algunos parecen rebosar de gracia de Dios, otros sienten que el Señor les da la espalda y algunos piensan que con ese agua no es suficiente? ¿Dónde está la diferencia?

La diferencia está en cada uno de nosotros. Si a toda la tierra alcanza su gracia, somos nosotros los que nos tenemos que encargar de recogerla.

Si nos anuncian que mañana llueve y sabemos que es lluvia de gracia, cada uno iríamos con un recipiente para recoger la mayor posible. Puede que algunos pasen de recipiente y salgan a la calle con un chubasquero y con un paraguas de metro y medio de diámetro. Difícilmente a esos les llegará la gracia de Dios.

Pero si tú acudes con la humildad del que no tiene nada suyo, pero con ansias de recibir, estoy seguro y te lo digo por experiencia, que Dios te va a colmar de gracias. Has de estar predispuesto siempre a que la gracia de Dios no siempre se traduce sobre tus razonamientos. Hasta lo que piensas que es dolor, Dios lo emplea para llenarte de su presencia.

Eres tú el que debe estar predispuesto a buscarle, a recibir su acción, a dejarte llevar por Él.

Oigo con frecuencia quejas dentro del entorno cristiano. Que si Dios no se acuerda de mí, que si Dios me da muy poco, que si estoy mal… Pero ¿no estaremos perdiendo la paciencia incluso viendo que el Señor nos está llenando el recipiente que le mostramos? ¿O es que acudimos a Él sólo cuando lo necesitamos y se nos agota con demasiada rapidez su gracia?

Quizá sea bueno ser conscientes de esto. Dios está derramando su gracia a toda la tierra. Todos los días. Sería bueno acudir a Él cuando creemos que no lo necesitamos. Solo por estar ahí.

Si ves a alguien que está “tocado” por el Señor, seguro que detrás de lo que tú ves hay algo más que una persona afortunada.

Por eso me llamó la atención la vida de Radamel Falcao. Veo a muchos futbolistas que cuando salen al campo hacen la señal de la cruz y miran al cielo. Pueden que muchos lo hagan con verdadera fe, algunos por superstición y otros por si acaso.

Seguramente Falcao no será más feliz por ganar copas o ser el máximo goleador del torneo. Lo será porque esté alcanzando una plenitud personal que Dios la completa entre otras cosas con un pequeño recipiente de éxito profesional.

Pero seguro que ese hombre cuando vaya a Misa el domingo acompañado de su familia no irá a pedir meter dos goles esa tarde. A Dios no se le pide a la carta.

A Dios se va con el recipiente vacío todos los días para que el nos lo llene de gracia en la medida que crea justa.

¡Búscalo! Con frecuencia, con perseverancia. Sin esperar nada más que su compañía. El dosificará la lluvia.

En pocos días comienza el Adviento. Es un tiempo propicio para salir a recibirle. Viene una oleada de gracia que según nos preparemos a recibirla nos “tocará” de una forma u otra.

De la misma forma que a la gente se le cambia el ánimo porque llega la navidad comercial y todo se vuelven cenas de compañeros que apenas se han hablado durante todo el año y regalos de amigo invisible, también va a llegar la Navidad de Dios, ocasión única para adoptar una postura receptiva para dejarse empapar por todo lo que Él está dispuesto a derramar sobre nosotros.

Aprovecha la ocasión del Adviento, hay 2×1 de gracia…

.

Lázaro Hades.

.

 

2 pensamientos en “A TODA LA TIERRA ALCANZA SU PREGÓN”

  1. Eso es ,el desanimo de Navidad comercial.!!Ven,ven SEÑOR NO TARDES,ven que te esperamos!!.Con agonia casi diria yo,lo espero este año.Que asi sea.Besos.

Deja un comentario