¿HASTA CUÁNDO ES NAVIDAD?

navidad

Te habrás dado cuenta de la cantidad de mensajes de felicitación vía teléfono móvil que recibimos y enviamos la noche del 24 de diciembre.

Van y vienen los mismos textos reenviados y re-reenviados de un lado a otro y si eres de los que tienes un poco de originalidad no te extrañe que el mismo mensaje que tu envías acabe de nuevo en tu bandeja de entrada.

Hay que agradecer a quien se toma la molestia de enviarte una felicitación, por muy en serie que sea, pero me pregunto muchas veces si el que le da a la tecla “enviar” sabe exactamente que está diciendo cuando dice cuando envía un mensaje de estos. Incluso a veces me cuestiono si sabemos qué decimos cuando pronunciamos “Feliz Navidad”.

Lo cierto es que en esa noche se acaban todos los envíos. A la mañana siguiente ya se acabaron las felicitaciones. Precisamente, cuando de una manera más sosegada se podrían expresar esos buenos deseos.

Desde luego el mejor momento de enviarlos es justo cuando conmemoramos el cumpleaños de Jesús, pero son muy pocos los que reparan que para celebrar el Nacimiento de este Niño, los cristianos programamos una fiesta que dura 10 días.

Por eso he dejado pasar un par de días tras la Nochebuena para publicar esta entrada, para recordarte que aún seguimos de cumpleaños.

No está mal que en estos días de vacaciones, con un poco más de tiempo, aproveches para enviar hoy un sentido mensaje a tus seres queridos. Seguro que en esta ocasión no será uno más.

No solo te vas a salir de la costumbre de enviar un whatsaap en Nochebuena, sino que vas a recordarle que el gran acontecimiento que ocurrió hace dos noches merece seguir siendo celebrado.

Recuérdale que Jesús está buscando un cuerpo para quedarse y que el suyo es un buen candidato.

Sí. Suena raro, pero el mismo Dios anda estos días queriendo que su Verbo se haga Carne. Necesita hospedaje. Necesita personas como tú y yo en los que quedarse para que el resto del mundo lo pueda disfrutar.

Estoy seguro que en estos 8 días de fiesta que quedan aún podemos transmitir que ha nacido en nosotros porque estamos llenos de fe y ansiosos de que se quede.

Cuando acabe la Navidad, celebraremos la Epifanía del Señor. Epifanía quiere decir “manifestación” del Señor.

A lo largo de su vida en la tierra, Jesús se dio a conocer en tres ocasiones que la Iglesia celebra:

  • De mayor, cuando comenzó su vida pública, en las Bodas de Caná, donde su Madre intercedió para que sus discípulos comenzaran a ver lo que comenzaban a intuir: que andaban junto al Hijo de Dios.
  • En su Bautismo. Cuando Juan el Bautista presenció cómo el Espíritu Santo se encarnaba en Jesús.
  • Y la primera vez que se dio a conocer nuestro Señor fue justo cuando los Magos de Oriente le conocieron, aún en el pesebre. Esta fue la primera ocasión en la que Dios se presentó al mundo en la tierra.

Así pues, el 6 de enero, además de tener que felicitar a nuestros conocidos llamados Melchor, Gaspar o Baltasar,   también celebraremos la Epifanía del Señor ante los Reyes de Oriente.

Siete días después celebraremos la segunda manifestación de Cristo, muchos años después. En este caso la celebración es por el Bautismo de Jesús en el Jordán.

A partir de ahí comenzaremos con la primera semana del tiempo ordinario que nos acompañará hasta que el 13 de febrero, miércoles de ceniza, comienzo de la Cuaresma.

Esta es nuestra agenda cristiana para los próximos meses.

Ante toda esa perspectiva solo cabe recrearnos estos días de verdadera fiesta cristiana con el gozo de sabernos morada de Dios si estamos dispuestos a ello.

Congratularnos también con la Madre de Dios, nuestra Madre. La llena de gracia, bendita entre todas la mujeres como bendito es el fruto de su vientre: Jesús.

Madre de Dios, Santa María, ruega por nosotros, los pecadores a los que tu Hijo salvó con su muerte.

De la misma forma que en las bodas de Caná, cuida que no nos falte vino, la sangre de Dios derramada que nos embriaga hasta sentirnos realmente perdonados.

Intercede nuevamente por nosotros para que no caigamos en la tentación de dar la espada a tu Hijo.

En definitiva, querido lector, prosigamos nuestra fiesta: Feliz Navidad.

.

Lázaro Hades

4 pensamientos en “¿HASTA CUÁNDO ES NAVIDAD?”

  1. ! Como me gustaria ser ese CUERPO¡ El CUERPO que necesita NUESTRO SEÑOR. ¿Pero ?valgo tan poco, soy tan debil.DAME FUERZAS SEÑOR para tenerte siempre y DARTE A LOS DEMAS. ASI SEA

  2. SI, SEÑOR LAZARO, “LA MADRE DE DIOS INTERCEDA POR NOSOTROS, PARA QUE NO CAIGAMOS EN LA TENTACION DE DAR LA ESPALDA A SU HIJO”… ES UNA GRAN Y ESPERANZADORA SOLICITUD HACIA NUESTRA MADRE SANTISIMA…. GRACIAS NUEVAMENTE!!

Deja un comentario