CUENTA CONMIGO

cuenta conmigo

Jesús les dijo: «Venid conmigo, y os haré llegar a ser pescadores de hombres». Al instante, dejando las redes, le siguieron. (Mc 1,14-20)

Bueno, pues ahora sí. Ahora ya se ha acabado la Navidad, la Epifanía y el Señor, ya bautizado se ha puesto a reclutar su equipo para completar su misión.

Jesús ha salido a la calle esta mañana buscando los especialistas que le van ayudar a completar la labor que le encomendó el Padre y que una vez más se dispone a realizar con el comienzo de este nuevo tiempo ordinario.

A este blog le hemos cambiado el color de su cabecera para que nos situemos bien. El verde, color de la casulla del sacerdote en este tiempo, nos va acompañar hasta el miércoles de ceniza, el 13 de febrero.

Esta mañana, antes de redactar este texto he vuelto a ver un fragmento de la película Ocean´s Eleven, protagonizada por el guapo (eso dicen las féminas) George Clooney. 

En este film se nos entretiene mirando cómo unos señores se disponen a realizar la imposible tarea de asaltar un casino en la ciudad de Las Vegas. Al principio de la película el señor Clooney, el jefe de la banda, se dedica a reunir y aleccionar a los 11 hombres que le van a ayudar a hacerlo y a explicarle qué tiene que hacer cada uno para finalizar con éxito su misión. Si quieres ver ese fragmento de 5 minutos de duración, puedes pulsar aquí.

El caso es que inevitablemente, gracias a esa mente burbujeante que uno tiene por las mañanas, tras oír el Evangelio de hoy no podía dejar de pensar en cómo Jesús se dedicó a reunir a sus discípulos, a la postre Apóstoles y Evangelistas alguno de ellos.

Lo cierto es que El no fue buscando la élite de aquel tiempo. Como tampoco lo hace hoy. Fue pescando a sus pescadores en “clase turista”.

Siendo quien era podría haber elegido a los más eruditos y los de mejor don de gentes de la zona para que le fuesen allanando el camino. Pero no. Cogió a personas como tú y como yo. De los que andan pisando el barro de las dificultades y del trabajo de cada día. No buscó ni a sabios ni a ricos, como dice la canción.

Esta mañana de nuevo Jesús sale a la calle a buscar nuevos pescadores para este tiempo. A ver cuántos nos encontramos dispuestos.

Para su selección, ayer domingo, día del Bautismo del Señor, nos hizo algunas preguntas a las que todos respondimos de la misma forma.

Sí, yo no estaba contigo en Misa, pero cuando nos hicieron unas preguntas todos contestamos lo mismo.

Parece que Jesús ya estaba ayer reclutando a su equipo y lo primero que hizo fue comprobar nuestro compromiso. Por eso ayer renovamos las promesas del Bautismo.

Y claro, en ese momento que estás en Misa, todo atento a  lo que pasa, igual no caes en la cuenta pero estás contestando una y otra vez a una serie de preguntas con respuestas muy contundentes: “SÍ, RENUNCIO” o “SÍ, ESTOY DISPUESTO” o “SÍ, CREO”.

Se trata de unas afirmaciones que me comprometen, aunque yo no lo sepa, a formar parte del equipo de Cristo.

No me quedaba tranquilo y esta mañana, antes de alistarme al equipo de pescadores, he vuelto ha repasar bien lo que contesté ayer.

El sacerdote, en el ritual de la Renovación de las promesas del Bautismo, a todos los que asistíamos a Misa, nos hacía preguntas como:

¿Renuncias al pecado, que se manifiesta entre otras cosas en: el egoísmo, la envidia, la venganza, la mentira?

¿Estáis dispuestos: a perdonar cuando os hagan una injuria, a amar incluso a los que no os quieren bien, a ayudar a los que os necesiten aunque no sean vuestros amigos?

¿Creéis en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?

Todos respondían afirmativamente: ¡sí, renuncio!, ¡sí, estoy dispuesto!, ¡si, creo!… Madre mía que equipazo tiene el Señor. Con esta predisposición, no va a tener problemas para encontrar a gente dispuesta a seguirle…

Pero… un momento… ¿vale envidiar un poquito?. Envidia sana, ya me entiendes…

Y una mentirijilla de esas “piadosas”… ¿eso vale no?…

¿Egoísmo? Bueno, ¿eso lo incluye todo, todo? … Hombre, es que algo tengo que guardar para mi, ¿no?.

¿Perdonar a ese que me ha hecho tanto daño?. Perdono, ¡pero no olvido!. Es que estoy muy dolido con él…

Y a ese que no hace nada más que criticarme, a ese no lo quiero ni ver. ¿Cómo lo voy a querer?. Si está empeñado en hacerme una zancadilla tras otra… Es normal que no lo quiera…

A mi compañera de trabajo, a esa que no deja de brillar más que yo delante del jefe para que la valoren, y de hecho lo hacen, más que a mi. A esa, ¡ni agua!. Como me pida, aunque sea un folio en blanco, le digo que no tengo, para que así tenga que buscarse la vida un poquito…

Pero, bueno, en el fondo creo en Dios, que es lo que importa. Me parezco poco a Él, pero creo…

¿Creo?… Ejem…

Siiiií, ya sé que en cuando me pasó aquello que no me gustaba me enfadé con Él y quise hacer las cosas a mi manera… es cierto.

En fin, que me parece que tengo tarea para esta semana. Tengo que ponerme a repasar y reparar en todo lo que ayer afirmé que iba a hacer.

Yo también quiero ser pescador de hombres. Jesús anda buscando esta mañana más personas para su equipo.

Es él quien los elige. ¿Podrá contar contigo?

.

Lázaro Hades.

.

7 pensamientos en “CUENTA CONMIGO”

  1. Hasta Ocean´s Eleven, te ha inspirado. y luego dicen que Dios no es original… El Papa, nos invita continuamente en este año de la Fe, a ser pesacadores, a ir en busca de aquellos que no tienen luz, que han entrado en la oscuridad. También nosotros nos adentramos en ella, muchas veces y sabemos lo que significa que alguien entre con su lámpara encendida…
    Un fuerte abrazo.

  2. !Pero qué difícil lo pones,no sé yo…creo que me voy a quedar fuera del equipo…había aquí un cura hace tiempo que decía que lo que le pierde a los cristianos es el “pero”,y es verdad,yo quiero ser del equipo,pero…..,sí que tengo tarea para esta semana como tú bien has dicho.

  3. Hola Lazaro. Llegue a este blog por casualidad, xq ando buscando algunas oraciones. Pero en verdad me entretuve leyendo tus escritos. muy buenos. Esta entrada esta muy linda. Espero muchas personas se hagan la pregunta Dios,¿ podrá contar conmigo? y que sean muchas las respuesta positivas.
    Desde argentina te dejo un saludo. Y ya te has ganado un nuevo lector. Paz y bien.

Deja un comentario