REFLEXIONES EN TORNO A UN GRANO DE MOSTAZA

MOSTAZA10

…el grano brota y crece, sin que él sepa cómo. La tierra da el fruto por sí misma; primero hierba, luego espiga, después trigo abundante en la espiga. Y cuando el fruto lo admite, en seguida se le mete la hoz, porque ha llegado la siega.(Mc 4,26-34)

Nunca se habrá hablado tanto de algo tan pequeñito como cuando sacamos a relucir las excelencias del famoso grano de mostaza que Jesús usó como ejemplo para acomodarse al entender de sus discípulos.

Vaya diplomacia que utiliza el evangelista Marcos para describir la inagotable paciencia pedagógica del Señor a la hora de explicarle las cosas a sus seguidores: “acomodarse al entender”. Es algo así como decir “para que se enteraran de una vez por todas…”

Esta tarde, cuando mi hija me pregunte a la hora que tiene que regresar tras salir con las amigas, voy a tratar de “acomodarme a su entender” para que asuma que las 11 de la noche no es muy temprano, sino que es la hora correcta para que un viernes noche, una chica de su edad ya esté de vuelta. Espero no tener que recurrir al grano de mostaza para explicárselo…

Esta semana ha ido de semillas la cosa.

He leído mucho estos días en torno a lo que significa un grano de fe depositado en tu corazón y en las consecuencias que tiene en cada uno el dejarlo fructificar.

Desde el grano que podía caer en tierra fértil o en pedregoso, pasando por la luz que no alumbra si la escondes debajo de la cama y terminando con la mostaza que brota y crece sin saber cómo, todas las enseñanzas de esta semana de Cristo hablan de inversiones a plazo fijo con rendimiento futuro.

Qué mal suena eso de inversiones con rendimiento futuro cuando lo contextualizamos en un entorno económico. Pero, ¿realmente estamos hablando de rendimiento futuro cuando hablamos de fe?

Para los incrédulos, los cristianos nos movemos por un interés que no es otro que obtener una recompensa de una vida futura que no conocemos. Explicación simplista e interesada para aquellos a los que les cuesta aceptar que Dios es alguien más que el creador de nuestro universo porque no entienden que Él vive con nosotros hoy.

Vivir pendientes del resultado es complicado. Vivir en la fe es vivir viviendo. Es sentirse mostaza desde que nos sabemos grano. Sentirse fuerte aunque seamos diminutos ante los problemas de nuestro día a día.

Mirad la siguiente imagen. Esto es un campo de flores de mostaza en todo su esplendor.

MOSTAZA6

 

Lo que eran meses atrás unas insignificantes bolitas negras que había que coger con mucho cuidado ayudados por las yemas de dos dedos, se han convertido en esplendorosas flores de color amarillo que dibujan un precioso paisaje.

Hoy me voy a tomar el mensaje de esta parábola como una inyección de autoestima. No para creerme que soy importante porque seré flor partiendo de un mísero grano, sino porque cuando haya conseguido brotar tendré en mis manos el poder transmitir el aroma de Cristo con mi presencia.

¿Sabes lo importante que es que puedan oler a Cristo a través de ti?

¿Sabes cuántos granos van a poder brotar con tu sola presencia una vez que Él brote en ti?

No a todos nos va a conceder Dios ser la flor más alta del sembrado, pero seremos conscientes que por muy poquita cosa que seamos, esa tupida alfombra de la imagen necesita de cada uno de nosotros.

Junto a ti, contigo, esta semana el Señor te ha dejado una caja de semillas para que las vayas repartiendo. Hemos sido sembrados y nos toca ahora a nosotros sembrar.

Yo voy a comenzar a esparcir en esta entrada algunos de modelos de semilla para completar esta reflexión:

CARIDAD

GOZO

PAZ

MISERICORDIA

ESPERANZA

BONDAD

 VOLUNTAD

AMOR

HUMILDAD

FORTALEZA

PERDÓN

VIDA

 

Haz tu lo mismo. Reparte de la que más tengas y menos de cueste esparcir.

Hazlo como puedas, acomódate al entender de quien te rodea para que les sea fácil entender la Palabra de Dios.

.

Lázaro Hades

.

 

 

 

6 pensamientos en “REFLEXIONES EN TORNO A UN GRANO DE MOSTAZA”

    1. Gracias Candi, pero poco aporto más yo que un teclado y mi tiempo. El resto está claro que tiene que ser cosa de Dios pues hasta yo me sorprendo de lo escrito.
      Mi mayor premio es ver como Dios llega a vosotros estado yo de testigo.
      Gracias por seguir el blog y compartirlo.

Deja un comentario