CUARESMA: PREPARANDO EL EQUIPAJE. 40 IDEAS PARA 40 DÍAS.

MALETA

El miércoles 13 de febrero comienza la Cuaresma 2013.

Se trata de un importante viaje que vamos a emprender y conviene, un par de días antes, ir repasando todo lo que tenemos que echar en la maleta para esta travesía.

El objetivo de este blog para este periodo va a ser eminentemente práctico y pedagógico.

Como es mucho de lo que hay que hablar voy a tratar de resumirlo en ideas cortas para que todo quede más o menos claro y ayudarte a que no se te olvide nada a la hora de completar tu equipaje.

Entre hoy y mañana compartiremos 40 ideas para 40 días.

  1. La Cuaresma es un periodo de cuarenta días en los que caminamos hacia la Cruz, a través de la cual damos el paso a una vida nueva. La Cuaresma es pues, el camino hacia la Pascua (el paso).
  2. Lo más importante de la Cuaresma es…la Pascua. Lo importante no son estos 40 días sino el destino al que nos conduce este tránsito. La vida que comienza con la resurrección del Señor. Pero para llegar a nuestra meta, hemos de estar muy bien preparados, por ello esta travesía ha de estar muy bien planificada.
  3. La Cuaresma no es un tiempo de crispación o angustia. Es una preparación para la Pascua, seria, eso sí, pero no triste.
  4. En la Cuaresma es más importante lo que Dios quiere hacer en nosotros que lo que nosotros podemos hacer por Él.
  5. Lo primero que tenemos que hacer antes del viaje, es observar si el camino que estamos andando en nuestras vidas es realmente el que conduce a Dios o es el que nosotros nos hemos diseñado para creer que nos lleva cómodamente a Él.
  6. Leamos bien el mapa y observemos si estamos haciendo de Dios un dios a nuestra medida. Si tendemos a hacer de nuestras normas y costumbres leyes universales. Detente por un momento y mira si el trayecto que crees que te lleva a Dios es realmente un camino o es una muralla que te separa de Él.
  7. Como cuando realizamos un largo viaje con nuestro vehículo conviene hacerle una revisión antes de partir, es momento de chequear los cimientos de nuestra fe, los compromisos de nuestro bautismo, el trato personal y comunitario con Dios y con nuestros hermanos en la vida cotidiana.
  8. Este periodo cuaresmal es Dios quien te llama a la conversión, a un cambio de actitud para llegar a Él con más solvencia. Pero no olvides que Él está dispuesto ayudarte más que nunca a conseguirlo siempre y cuando tú estés predispuesto.
  9. La Cuaresma de este año es un don de Dios para ti y para toda persona que quiera escuchar a Dios. El amor de Dios llega a nosotros dándonos oportunidades de ser de otra manera.
  10. Cuando la Iglesia nos habla de penitencia estos días, nos está invitando a ser nosotros mismos, a dejar de lado tantas cosas que no son esenciales. Penitencia nos suena a dolor porque nos hemos acostumbrado a vivir teniendo al alcance de la mano todo tipo de cosas superfluas, pasajeras…y nos cuesta dejarlas de lado y desprendernos de ellas.
  11. Es momento por tanto, de ayuno. Ayuno quiere decir abstenerse voluntariamente de ingerir algún tipo de alimento durante un periodo de tiempo. Pues en Cuaresma se trata de ayunar de aquello que alimente nuestro orgullo, nuestra ira, nuestra envidia, nuestra soberbia…todo aquello que en definitiva no es alimento para nuestro espíritu.
  12. ¿Por qué ayunar? Porque si estamos hablando de un tiempo de preparación para recibir al Señor hemos de eliminar aquello que nos distraiga a la hora de asimilar la gracia que durante este tiempo va a derramar sobre nosotros.
  13. ¿Por qué las mortificaciones? También se habla en Cuaresma de realizar alguna pequeña mortificación. El motivo no es otro que acompañar a Cristo en su dolor. Ofrécele a Él tu sacrificio. Imagínate, por ejemplo, a Jesús en el Huerto de los Olivos, sufriendo, ¿qué podrías hacer tú por Él en ese momento?. Pues durante este periodo deja de tomar tu combinado preferido tras la comida y ofrece a Dios ese mini sacrificio, pues solo un poco de agua que Él hubiera recibido en ese momento habría aliviado su sufrimiento. Se trata de encontrarle sentido a tu sacrificio.
  14. Pero, ¿para qué sirven el ayuno, la penitencia y las mortificaciones, desde un punto de vista pragmático? Todo esto servirá para tu maduración personal. Para prepararte para momentos más complicados que llegarán en tu vida y cualquier tipo de control que ejerzas sobre ti en alguna de estas pequeñas obligaciones que especialmente este tiempo te pide, te ayudará a superar otras de mayor de calado. Para entrenarte basta tu predisposición, el resto es cosa de Dios, sobre todo en este tiempo.
  15. No te conformes con sacrificios materiales. Está bien que en Cuaresma dejes de probar los dulces o tomarte tu habitual gin tonic de sobremesa. Pero piensa que lo más importante en este tiempo es recibir a Dios. Sino el entrenamiento no será completo. Sacrifica tu tiempo para leer y entender especialmente cada uno de los evangelios de esta Cuaresma.
  16. Durante la Cuaresma, todos los años se leen los mismos evangelios durante los días feriales, es decir de lunes a sábado. Durante las tres primeras semanas, serán capítulos de los evangelios sinópticos (Lucas, Mateo y Marcos) y estarán relacionados con la lectura del Antiguo Testamento que cada día se nos propone. Es momento de detenerse cada día a entender cada una de las lecturas y tratar de entender en el mensaje que Dios te está dando a ti esta Cuaresma. El principal “sacrificio” de este periodo debe ser entender la Palabra de Dios.
  17. Durante la cuarta semana,se lee el Evangelio de San Juan, con los textos de este evangelio que mejor responden a las características de la Cuaresma. Los primeros días de Semana Santa, las lecturas consideran el misterio de la Pasión.
  18. La Cuaresma comienza el miércoles de Ceniza. Si sumamos hasta el comienzo de la Pascua son más de cuarenta días. En un momento de la historia se consideró el ayuno como elemento primordial de la Cuaresma. Esto hizo que se excluyeran del cómputo los domingos, porque los domingos no se ayuna. Entonces hubo que “recuperar” días para que se ayunase durante 40 días. Por eso el adelanto del inicio de la Cuaresma al miércoles anterior al primer domingo.
  19. A esta semana previa, antesala de la Cuaresma, se la llama semana de Ceniza. Es como un precalentamiento, un atrio de entrada que nos ayuda a dar el paso desde la vida cotidiana hacia la conversión preparatoria de la Pascua.
  20. Para que no se te haga muy largo te propongo que te marques 4 objetivos para esta Cuaresma. Uno para cada semana.  Suele ocurrir que cuando nos proponemos algún sacrificio o penitencia durante este tiempo, cuando llevamos unas semanas se nos hace muy cuesta arriba continuarlo, abandonado el propósito en muchos casos, lo que finalmente genera un sentimiento de frustración que nos distrae del objetivo principal que es dejar que Dios actúe en nosotros.

Mañana seguiremos con más ideas sobre la Cuaresma y con algunos ejemplos de propósitos para este tiempo.

Sigamos pensando en lo que vamos a llevar en la maleta

PULSA AQUÍ PARA VER LAS OTRAS 20 IDEAS

.

Lázaro Hades.

.

 

Deja un comentario