…COMO NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN.

cuaresma2013-7

…rezad así: Padre nuestro que estás en el cielo… (Mt 6, 7-15)

CUARESMA 2013: El Camino a la Vida

MARTES I DE CUARESMA

.

Jesús nos enseña a orar con el bello diálogo con Dios que es la oración del Padrenuestro.

Ante todo nos pide que evitemos la palabrería cuando nos dirijamos al Padre. No se trata de ponernos a informar a Dios sobre algo que no sabe ni de darle explicaciones como si Él no pudiera ver en lo escondido. Tampoco es cuestión de quererlo convencer con argumentos para conseguir algo que no está seguro de concedernos.

El Padrenuestro es la “oración del Señor”. 

Los que la heredamos y la rezamos con sentido nos sentimos hijos (Padre) y hermanos (nuestro). A esta oración se la llama, con razón, el “resumen de todo el evangelio”.

El Padrenuestro nos educa a una visión equilibrada de nuestra vida.

Se fija ante todo en Dios.

Dios es el centro, no nosotros: Padre…santificado sea tu nombre…hágase tu voluntad…venga tu Reino.

Luego se pide para nosotros: el pan de cada día…el perdón de las ofensas…que no caigamos en la tentación…que nos libre del mal.

Al final, Jesús nos propone la petición más incómoda del Padrenuestro: pedir a Dios que nos perdone de la misma forma que nosotros perdonamos a los que nos han ofendido.

Pues aquí interviene otro “invitado” a esta oración. No solo estamos Dios y yo. También en esta oración hay unos protagonistas que tal vez no nos resulten tan agradables: “los demás”. Los que nos ofendieron.

Jesús nos insta a tenerlos muy en cuenta, porque “si perdonáis, también os perdonará…si no perdonáis, tampoco os perdonará”.

Piensa ahora en esa persona que te ha ofendido profundamente. A la que eres incapaz de perdonar porque te hizo daño de una forma premeditada y totalmente injusta. Aquel que te humilló y que se alegró de tu desgracia…

¡Cuánto me cuesta perdonarlo! 

Cada vez que rezo el Padrenuestro tengo que detenerme en esa frase: “…como nosotros perdonamos a los que nos ofenden…”. Cuando llego ahí siempre me acuerdo de él, del daño que me hizo y del perdón que aún no le he dado.

Le pido a Jesús que me enseñe a perdonar. Que me dé fortaleza interior y haga desaparecer de mi un sentimiento adoptado, como una prótesis sintética que se encaja en mi corazón que trata de crecer de forma natural al amparo de la figura del Señor.

Ayúdame especialmente esta Cuaresma.

 

.

 

Emplear tus palabras, hermano Jesús,

es sentirnos cara a cara con el Padre.

Es tener la certeza de ser escuchados.

Es dejar crecer el deseo más profundo

que sabemos que solo el Padre puede saciar.

 

.

Lázaro Hades.

.

 

3 pensamientos en “…COMO NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN.”

  1. El Padre nuestro es una de las oraciones, en las que uno no encuentra fin para sacarle todo “su jugo” siempre, siempre, siempre, encuentro algo nuevo en ella, que me interpela. Gracias
    Un 10 a la foto

    1. Es cierto. Cuánta riqueza estoy encontrando en los Evangelios de esta Cuaresma!
      En cuanto a las fotos, tengo preparada una buena serie de “caminos” hasta la Pascua. Espero que te gusten.
      Gracias Angelo.

Deja un comentario