¿SERÁ JESÚS UN BEBÉ PREMATURO?

recien nacido

A juzgar por la fecha en la que estamos celebrando la Anunciación del Señor este año, 8 de abril, habrá que pensar que el parto de María esta Navidad será con retraso.

Normalmente celebramos la Encarnación de Jesús en el vientre de María el 25 de marzo, porque contando desde esa fecha, en nueve meses estamos en Navidad, fecha del Nacimiento.

Este año lo estamos celebrando 14 días después debido a que el 25 de marzo fue el Lunes Santo. Entonces, tan metidos en Semana Santa, no nos pusimos a celebrar esta Solemnidad, de manera que por estas cuentas Jesús va a nacer el 8 de enero de 2014, después incluso, de la celebración de los Reyes Magos…¡qué lío!.

No. No será así. Jesucristo será puntual a su cita del 25 de diciembre aunque este año tengamos que decir que es un bebé prematuro.

Qué tontería, pensar que el Nacimiento de Jesús es prematuro. Nunca un nacimiento fue tan oportuno.

En este acontecimiento que celebramos hoy cabe detenerse en dos actitudes, la del Hijo de Dios y la de su Madre.

Creo que lo que más le costó a Jesús fue encarnarse en uno de nosotros. Pero así lo quiso Dios.

Si Jesucristo aparece en nuestro mundo de buenas a primeras a los 30 años, de la misma forma en la que inició su vida pública, nadie se extrañaría de nada. Siendo Dios, cualquier cosa está a su alcance.

Sin embargo nuestro Padre quiso que se hiciera pequeño, no solo en tamaño, sino en humanidad y quiso que fuese gestado en el vientre de una chica que pensaba consagrarse al Señor de otra forma, viviendo su matrimonio con José.

De esta forma el mismo Dios conoció de primera mano todas las vicisitudes por las que pasamos las personas en nuestro tránsito. Son muchísimas cosas las que Jesús nos enseña solo con su actitud pero solo este gesto de humildad divina nos debería remover nuestras consciencias para toda nuestra vida.

Dios se hizo hombre para que tengamos la seguridad que todo lo nuestro le preocupa. Se hizo pobre y de algún modo aprendió lo que son las sufrimientos e ilusiones humanas.

Por eso cuando recemos hemos de ver a un Dios cercano. No pensemos que Dios está más allá de Marte o detrás de Júpiter. Se trata de un amigo que aún sigue con nosotros  y que sólo quiere hablar contigo, de hombre a hombre.

Se trata de figurarse que está aquí (¡porque lo está!), de mirarle y reconocerle en el Sagrario y de contarle con naturalidad tus cosas.

Por otro lado está María y su impresionante muestra de generosidad y entrega en en este acontecimiento.

Si cuando el Ángel se aparece a María, esta le pone pega, ¿qué hubiera pasado?

Imagínate que María comienza a decir que no, que no quiere colaborar, que siente miedo, que no está preparada, que no lo merece… excusas que muchos de nosotros ponemos en más de una ocasión cuando Jesús viene a nuestro encuentro.

Lo cierto, es que aquel “no temas” que espetó el Ángel de parte del Señor sirvió para que María disipara cualquier duda y se prestara con todas las consecuencias a ser la Madre de Dios…bendita entre todas las mujeres.

Cuánto me gustaría a mi tener un corazón como el de la Madre de Dios, de nuestra Madre.

Responder a su llamada sin tanto prejuicio, tanta pregunta y sobre todo…sin miedo.

.

Lázaro Hades.

Gracias Dios mío por tu amor infinito.

Toda una vida se me hace corta para agradecer el infinito favor que me has hecho a elegirme discípulo tuyo.

 

2 pensamientos en “¿SERÁ JESÚS UN BEBÉ PREMATURO?”

  1. BUENAS TARDES,
    HAY SEÑOR LAZARO! QUE LENTA SOY PARA PENSAR, FIJESE, CUANDO VI EN EL BLOG “¿SERA JESUS, UN BEBE PREMATURO?? NO IMAGINE QUE FUERA PORQUE SE HABIA RETRASADO LA FECHA DE “LA ANUNCIACION”, LE CONFIESO QUE PENSE SE TRATABA DEL TEMA, ADAPTADO AL ABORTO.

    HERMOSO LO QUE UD. ESCRIBE.

    SEÑOR, ENSEÑAME A DECIR “SI” COMO DIJO NUESTRA MADRE, SIN VACILAR.

Deja un comentario