LA DIVINA MISERICORDIA

camposanto

Hace unos días he sufrido la pérdida de un familiar que ha decidido poner punto y final de forma trágica y voluntaria a la vida que Dios le regaló. 

Se trataba de una muy buena persona, en los albores de su vida pero aún con mucho jugo que dar, que por causas que sólo ella y Dios saben, tomó esa dramática decisión.

Nunca había vivido una muerte así tan cerca y aún ando discerniendo entre mis sentimientos cristianos y los razonamientos propios de un ser humano al que le asaltan innumerables cuestiones cuando ocurre un fallecimiento en estas circunstancias.

¿Cómo acogerá Dios a esta buena persona? A alguien que durante toda su vida fue pura bondad y que determinadas  y desconocidas circunstancias la llevaron a optar por quitarse su propia vida.

Tengo muchas dudas. Dios no estará muy contento, a nadie le gusta que le desprecien un regalo.

Lo más fácil sería callar estas cosas, pues pueden producir cierto pudor. He oído que antiguamente a este tipo de criaturas de Dios incluso se las reservaba un lugar apartado en el cementerio.

Pero por qué no pensar en voz alta. Este blog consiste en compartir experiencias de vida cristiana, y esto, no cabe duda, lo es. Voy a dejar a un lado esos razonamientos humanos que tanto nos empobrecen a veces y voy a prestar atención para ver cómo responde el Padre a mis interrogantes.

¿Recibirá el perdón de Dios? ¿Hay algún pecado imperdonable?

Una vez asimilado el suceso, quiero saber hasta dónde llega su perdón, me he puesto a investigar un poco, y acabo de comprobar que se da la “Diosiciencia” (coincidencia en la que Dios tiene papel de protagonista), de que todo ocurrió el mismo día que se celebraba la la festividad de una santa nacida en Polonia, Faustina Kowalska, conocida como “Apóstol de la Misericordia”.

Pues parece que el Señor quiere que siga este camino a ver si me aclaro un poco…

Manos a la obra, voy a dedicar esta semana algunas entradas a la DIVINA MISERICORDIA.

La Divina Misericordia es una devoción cristiana enfocada en la misericordia de Dios y su poder, particularmente como una acción de confianza en que la misericordia de Dios y su pasión es el precio ya pagado por nuestros pecados, y que si confiamos en Jesús nuestros pecados nos serán perdonados; Jesús no será nuestro juez sino nuestro Salvador misericordioso.

Más que una mera devoción es un género de la vida cristiana. Se expresa mediante actos interiores (actitudes del alma respecto a la Misericordia del Salvador y de la confianza en Dios) como exteriores: la veneración de la imagen, la hora de la misericordia, el rezo de determinadas oraciones (la llamada Coronilla), la fiesta de la Divina Misericordia y los actos de misericordia con el prójimo.

La devoción como hoy es conocida fue esparcida por medio del diario de la monja Faustina Kowalska, donde narra las conversaciones místicas que tuvo con Jesucristo, puestas en forma de diario a petición de su confesor y de Jesucristo mismo.

La devoción se propagó después de los desplazamientos de polacos por la Segunda guerra mundial.

Después de un período de cuestionamiento oficial, esta devoción recibió un gran impulso durante el pontificado de Juan Pablo II, quien proclamó la fiesta de la Divina Misericordia, a celebrarse todos los años el segundo domingo de Pascua.

Esta devoción considera que la principal prerrogativa de Jesús es la misericordia y que es la última tabla de salvación.

Se accede a la misericordia por la confianza.

Esta devoción está integrada por el mensaje de la divina misericordia, la coronilla de la Divina Misericordia, la imagen de la Divina Misericordia, la Fiesta y hora de la misericordia (las 15 h.).

En su diario, santa Faustina escribió que Jesús le dijo:

Toda alma que cree y tiene confianza en mi misericordia, la obtendrá.

La última tabla de salvación es recurrir a mi misericordia.

Yo soy el amor mismo y la misma misericordia.

Las almas que veneran mi misericordia resplandecerán con un resplandor especial en la vida futura. Ninguna de ellas irá al fuego del infierno. Defenderé de modo especial a cada una en la hora de la muerte.

A las almas que propagan la devoción a mi misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa a su hijo recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellos Juez, sino Salvador misericordioso.

Que no tema acercarse a mí el alma débil, pecadora, y aunque tuviera más pecados que granos de arena hay en la tierra, todo desaparecerá en el abismo de mi misericordia.

No puedo castigar aun al pecador más grande si él suplica mi compasión, sino que lo justifico en mi insondable e impenetrable misericordia.

Quien no quiere pasar por la puerta de mi misericordia, tiene que pasar por la puerta de mi justicia.

Nuestro Señor se apareció desde 1931 a 1938 a la religiosa Faustina Kowalska, en Polonia, confiándole la difusión de la devoción a su Misericordia, según consta en su Diario.

Empiezo a aclarar algunas cosas. A lo largo de estos días voy a desarrollar un poco más este tema y os hablaré de este Apóstol de la Misericordia que puede que nos deje un poco más claro el contundente significado del perdón de Dios.


Si quieres saber más sobre la Divina Misericordia, tienes mucha información pulsando este enlace.

SantaFaustinaKowalska
Santa Faustina Kowalska.
Canonizada el 30 de abril del año 2000

 

Lázaro Hades.

Gracias Dios mío por tu amor infinito.

 

 

 

9 pensamientos en “LA DIVINA MISERICORDIA”

  1. Hoy hablando con unos buenos amigos he sufrido con lo que contaba uno de ellos. Desde aqui os pido que receis por mi amigo – hermano, para que piense con el corazon y no abandone el lugar-grupo donde Dios lo llevo

  2. comprendo tus dudas, esto lo he sufrido en mi familia, no se este familiar que era para ti, el mio es mi hijo, y verdaderamente es un sufrimiento el pensar que es lo que pasara con el.Muchas dudas, ya de por si la propia muerte es un no saber nada. Solo la oracion nos ayudo a mi y a mis hijos.
    Como acogera Dios a mi hijo, esta es la eterna pregunta que nos hacemos los mas cercano a ellos, a mi me ayudo mucho un cuentecito que me coto un cura

    “estando Dios paseando por el cielo, a lo lejo vio venir a un hijo suyo que se habia quitado la vida, fue Dios corriedo a recibirlo, y en ese momento dos viejecitas que estaban alli le dijo, como va a recoger a ese, no sabes que se ha quitado la vida, debes enviarlo al infierno, Dios muy triste se parao y les dijo voy a recogerlo y traerlo al cielo, pues el viene del infierno de la vida, ahora le toca disfrutaR DE MI PRESENCIA.”

    DIOS EFECTIVAMENTE ES MIOSERICORDIA

  3. Hace unos días atrás hicimos un trabajo en familia para la catequesis de mi hijo más chiquito, elegimos para ilustrar la parábola del hijo pródigo, y la frase con la que comenzamos es “DIOS SIEMPRE NOS ESTÁ ESPERANDO”, Dios es nuestro Padre, ¿qué cosa no perdonamos nosotros a nuestros hijos? ¿qué cosa nos nos perdonará Él en su infinito amor? Sin lugar a dudas este ser querido tuyo Lázaro ya goza de la presencia de Dios…..él nunca nos falla ni nos abandona a pesar de nuestros muchos y grandes errores y esto, no sólo lo siento día a día, sino que también lo siento cada vez que leo tus entradas, te mando un saludo con mucho amor desde la Argentina….

Deja un comentario