LA HORA DE LA MISERICORDIA

tres

La hora de la misericordia es las 3 de la tarde, la hora en que murió Jesús.

Santa Faustina de Kovalska escribió en relación a ella las siguientes palabras de Jesús en su diario:

En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de mi Pasión.

Cuantas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete totalmente en mi misericordia, adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento se abrió de par en par para cada alma… en esa hora se estableció la gracia para el mundo entero: la misericordia triunfó sobre la justicia.

En esa hora procura rezar el Vía Crucis, en cuanto te lo permitan los deberes; y si no puedes rezar el Vía Crucis, por lo menos entra un momento en la capilla y adora en el Santísimo Sacramento a mi Corazón que está lleno de misericordia.

Y si no puedes entrar en la capilla, sumérgete en oración allí donde estés, aunque sea por un brevísimo instante.

Exijo el culto a mi misericordia de cada criatura, pero primero de ti, ya que a ti te he dado a conocer este misterio de modo más profundo.

Sumérgete en mi Pasión, especialmente en mi abandono en el momento de mi agonía.

Esta es la hora de la gran misericordia para todo el mundo. Yo te permitiré entrar en mi dolor mortal.

En esta hora, yo no rehusaré nada al alma que me pida algo en virtud de mi pasión.

.

.

ORACIÓN DE LAS TRES DICTADA POR JESÚS A SANTA FAUSTINA KOWALSKA

  1. Expiraste, Jesús, pero Tu muerte hizo brotar un manantial de vida para las almas y el océano de Tu misericordia inundó todo el mundo. Oh, Fuente de Vida, insondable misericordia divina, anega el mundo entero derramando sobre nosotros hasta Tu última gota de sangre. 

  2. Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, manantial de misericordia para nosotros, en Ti confío. 

 

.

.

LA DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA

El origen de esta devoción es muy reciente y se debe a Sor María Faustina Kowalska. 

Unas pocas semanas antes de su vigésimo cumpleaños, entró a la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de Misericordia con el nombre María Faustina.

A partir de 1931 y hasta 1938, año de su muerte, sor Faustina, tuvo una serie de revelaciones de Jesús la cuales dejó por escrito en un diario compuesto por más de 600 páginas.

Durante casi veinte años esta devoción estuvo prohibida, pero desde el 15 de abril de 1978 la Santa Sede dio su autorización a la práctica de la devoción.

Fue beatificada el 18 de abril de 1993 por S. S. Juan Pablo II y proclamada santa el 30 de abril de 2000. La fiesta de la misericordia se celebra el domingo siguiente al de Pascua de Resurección.

La encíclica sobre la misericordia divina (“Dives in misericorida”, 30 de septiembre de 1980) subraya como función principal de la Iglesia proclamarla, practicarla y pedirla.

El 22 de septiembre de 1981 el Papa Juan Pablo II dijo en el Santuario del Amor Misericordioso, sito en Collevalenza (Italia): “Desde el principio de mi Pontificado he considerado este mensaje como mi cometido especial. La Providencia me lo ha asignado”.

.

.

Deja un comentario