LA VISITA Y LA LUZ

Se acerca el final del Adviento. ¿Cómo ha ido esa espera?

Tras un voluntario periodo de reflexión durante este tiempo, ante la inminente llegada del hijo de Dios, retomo de nuevo los bártulos de escritura para poner a punto este entorno de cara a tan importante acontecimiento.

Hoy comparto dos ideas rápidas ligadas al día 21 de diciembre. Preguntas que me hago a mi mismo, uniendo dos hechos que acontecen hoy, uno a través del Evangelio y otro en lo climático a este lado del mundo:

LA VISITA DE MARÍA A SU PRIMA ISABEL Y EL DÍA CON MENOS LUZ DEL AÑO

1. La Visitación de María:

¿A quién me toca salir a “visitar” a mi hoy, estos días?

¿Estoy dispuesto a salir al encuentro, a comunicarme a compartir experiencias, a ofrecer ayuda?

Piensa en lo primero que hizo María tras conocer la Noticia. No se guardó para ella su sentimiento.

El sentimiento hacia Dios es algo que no resulta fácil compartir. Nuestra Madre quiso llevar enseguida a sus más allegados su alegría. Tu y yo llevamos a Cristo dentro, igual que Ella, ¿a quién tenemos cerca hoy para hacer lo mismo que hizo María?

2. El día con menos luz de año:

“Yo soy la luz del mundo” (Jn 8:12).

¿No será que ahora me toca a mí levantarme y alumbrar a otros?

¿O me voy a quedar sentado contemplando la luz que a mi me ha dado?

Está bien un periodo de contemplación, de espera, de reflexión… pero no lleguemos al “parálisis por el análisis”. ¡Vamos, toca alumbrar, que se acaba el día!

Son días en los que nos toca transmitir luz a los que nos rodean. Todos muestran más predisposición estos días, aprovechémonos.

celda

Oración:

Dios todopoderoso,

Tú que inspiraste a la Virgen María, cuando llevaba en su seno a tu Hijo, el deseo de visitar a su prima Isabel;

concédenos, te rogamos, que, dóciles al soplo de Espíritu, podamos, con María, cantar tus maravillas durante toda nuestra vida.

.

Lázaro Hades

2 pensamientos en “LA VISITA Y LA LUZ”

  1. Ser los primeros en amar, salir al encuentro,ceder, hay tantas cosas pequeñas de las cuales podenos hacer una donacion… Señor ayudanos a entender que esto es lo que esperas de nosotros. ven a nuestros corazones, ven a nuestras vidas. Feliz Navidad para todos, junto con un abrazo.

Deja un comentario