Archivo de la categoría: EVANGELIO

AUMÉNTANOS LA FÉ

ctmnt83xyaasj7h-jpg-large

De manera abrupta, los discípulos le hacen a Jesús una petición vital:

«Auméntanos la fe».

En otra ocasión le habían pedido:

«Enséñanos a orar».

A medida que Jesús les descubre el proyecto de Dios y la tarea que les quiere encomendar, los discípulos sienten que no les basta la fe que viven desde niños para responder a su llamada.

Necesitan una fe más robusta y vigorosa.

Han pasado más de veinte siglos. A lo largo de la historia, los seguidores de Jesús han vivido años de fidelidad al Evangelio y horas oscuras de deslealtad. Tiempos de fe recia y también de crisis e incertidumbre.

¿No necesitamos pedir de nuevo al Señor que aumente nuestra fe?


Señor,

Auméntanos la fe.
Enséñanos que la fe no consiste en creer algo sino en creer en ti, Hijo encarnado de Dios, para abrirnos a tu Espíritu, dejarnos alcanzar por tu Palabra, aprender a vivir con tu estilo de vida y seguir de cerca tus pasos.

Seguir leyendo AUMÉNTANOS LA FÉ

ODRES…

20Nadie corta un trozo de tela a un vestido nuevo para remendar uno viejo. De hacerlo así, se estropearía el nuevo y al viejo no le quedaría bien la pieza del nuevo.

Nadie echa vino nuevo en odres viejos, pues el vino nuevo rompe los odres, de modo que el vino se derrama y los odres se pierden. 

El vino nuevo hay que echarlo en odres nuevos.

Nadie que haya bebido vino añejo querrá beber después vino nuevo porque dirá que el añejo es mejor.

Lucas 5, 33-39

Aunque en otras ocasiones lo he tenido claro, hoy me ha costado asimilar esta parábola. Es curioso comprobar cómo a través del mismo Evangelio, Jesús te dice una cosa distinta según el momento de tu vida en el que lo oigas.

Con este relato, Jesucristo culminó su explicación sobre porqué sus discípulos no ayunaban como lo hacían los seguidores de Juan y los fariseos.

El Señor les volvió a dar una lección magistral.

¿Haríais vosotros ayunar a los invitados de una boda mientras el novio está con ellos?

El Maestro les vino a decir algo así como que no se preocuparan tanto de las formas y sí que tuvieran más en cuenta el fondo.  Seguir leyendo ODRES…

UN ZORRO, UN CONEJO Y UNA ZANAHORIA

zorro conejo

Ayer concluyó una de las series de televisión que más me ha impactado en los últimos años: Fargo. 

Con una temática algo violenta pero con una brillante puesta en escena y desarrollo de la trama, cada uno de sus diez capítulos ofrece una magnífica fotografía, unos brillantes diálogos y un argumento que te deja ansioso de ver el siguiente episodio pensando que será imposible desliar el nudo en el que se enreda la trama de crímenes e investigación policial por los que transita esta serie.

Los actores están espléndidos y cada uno encierra un historia personal que queda plasmada, en los apenas 45 minutos que dura cada capítulo, de tal manera que cuando llevas unas semanas siguiendo la historia te identificas con alguno de ellos.

Y tú estarás pensando que a qué viene todo esto en un blog cristiano. Pues me temo que para resolverlo tendré que andar tan fino como los hermanos Cohen, los productores de Fargo, a la hora de escribir el guión de sus historias. Seguir leyendo UN ZORRO, UN CONEJO Y UNA ZANAHORIA

Y TÚ, ¿ME AMAS?

ABUELOS

Hasta tres veces hizo Jesucristo la misma pregunta a Pedro.

Al oír al Señor preguntarle esto, al apóstol le debería entrar un temblor en las piernas que no te quiero ni contar. Unos días antes le aseguraba durante la cena que no lo negaría por nada del mundo y no había terminado de hacer la digestión cuando hasta en tres ocasiones dijo no saber nada del Jesús detenido.

Con estas, el Señor, ya resucitado se acercaría a Pedro aún con dudas y pensando: “a este le hago yo que me responda y que piense bien lo que está diciendo…”.

En estos días en los que más de uno se anda haciendo preguntas sobre el amor, no quería dejar pasar esta oportunidad para recrearme en la pregunta que por tres veces le hizo Jesús a Pedro en las mismas aguas donde años atrás lo señaló para ser pescador de hombres.

Pedro, ¿tú me amas?.

Lo primero que quiero hacer es tratar de ayudarte a entender el porqué de tan reiterada pregunta.

Pongámonos en situación.

Jesús se le aparece a Pedro, al que había elegido como piedra angular de su proyecto tras su muerte, con Juan como testigo y narrador, de nuevo a orillas del mar de Tiberíades.

En una de sus audiencias, el maestro y hoy Papa emérito, Benedicto XVI, nos explicaba que cuando Jesús le pregunta a Pedro usa un verbo griego que significa amor total e incondicional.

Pedro que no olvida su triple traición de días antes responde que efectivamente ama a Cristo, si bien emplea un verbo que parece indicar un amor tierno, de amistad, si bien no del todo incondicional.

Más bien, el apóstol, respondería un sí con la boca pequeña, condicionado por su miedos.

Nuevamente pregunta Cristo a Pedro si lo ama con ese amor absoluto, y obtiene de Pedro la misma humilde respuesta: te amo con mi pobre amor humano…

Es entonces cuando Cristo, con infinita paciencia, cambia su pregunta y la formula de modo que Pedro puede responder. 

El Maestro le pregunta si le quiere, empleando esta vez el verbo con que Pedro había respondido en las dos ocasiones anteriores.

Pedro comprende en ese momento que a Jesús le basta su amor pobre, el único del que es capaz, si bien se entristece porque el Señor se lo ha tenido que preguntar de ese modo.

No le queda otra que responder, “Señor, tú lo sabes todo, tu sabes que te quiero”.

Así es, Jesús quiere que le amemos con este pobre amor nuestro; ni más ni menos.

Es mi corazón, Jesús: es todo y solo lo que tengo.

Imagínate que en ese lago ya no está Pedro, que eres tú el que es preguntado por el Señor, no te de miedo responder a Jesús con el amor que dispones, te preocupes en tratar de que sean más grandes tus palabras de lo que tu corazón puede abrazarle, como dice Pedro, Él lo sabe todo.

Pero, ¿qué es amar?.

Cuando queremos realmente a una persona concreta, pensamos en ella, la buscamos, la escuchamos, nos sentimos cerca…de alguna manera toda nuestra vida queda tocada por ella, por su vida y su misterio.

Muchas veces le digo a mi hija, que ella me ha enseñado lo que significa amar. No debería hacer una afirmación tan absoluta. Ya amaba antes a su madre, a su abuela, a sus tíos, mis hermanos… pero es cierto que esto del amor está en una continua evolución si tenemos un corazón inquieto. Eso nos debe bastar para presentarnos ante Jesús con la versión de amor con la que contemos.

La fe cristiana es “una experiencia de amor“, por eso, creer en Jesucristo es mucho más que “aceptar verdades” acerca de Él.

Creemos cuando realmente experimentamos que Él se va convirtiendo en el centro de nuestro pensar, nuestro querer y todo nuestro vivir. Solo podemos creer en Jesucristo si estamos convencidos que queremos amarle. Da igual que tengamos un corazón pequeño, o herido, Él se encargará de repararlo.

No compite nuestro amor a Jesús con nuestro amor a las personas. Al contrario es este el que puede darle su verdadera hondura a nuestro querer a los más cercanos, pues amar a Jesucristo nos hará liberar nuestro sentimiento de mediocridad y mentira.

Cuando lleguemos amar a Cristo con lo que tengamos, como Pedro cuando respondía con su humilde verbo, también le daremos una verdadera dimensión a nuestro amor a las personas.

Estar en comunión con el Señor nos ayudará a descubrir una experiencia de amor sin esperar siempre alguna ganancia o para renunciar a pequeñas ventajas para servir mejor a quien nos necesita.

Tal vez algo realmente nuevo se produciría en nuestras vidas si fuéramos capaces de escuchar con sinceridad la pregunta del Resucitado:

“Tú ¿me amas?”

Sí, Señor, te amo con lo tengo. Tu sabes que te quiero.

No tengas miedo a amarlo con lo que tienes, con lo que eres.

.

Lázaro Hades.

Gracias Señor por tu amor infinito.

LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: BROTES VERDES.

planta_saliendo_de_una_semilla-wide

«ESCUCHAD: UNA VEZ SALIÓ UN HOMBRE A SEMBRAR Y SUCEDIO QUE…»

Ayer estaba frente a una tienda de vinos y miraba su escaparate, todos los carteles contenían aumentativos: ¡ofertón!, ¡preciazo!, ¡vinazo!…

Casi tuve que pedir perdón por no entrar a comprar nada porque aparentemente todo eran oportunidades al otro lado del cristal.

Los evangelistas recordaron y nos dejaron escritas unas cuarenta parábolas de las muchas que contó Jesucristo durante los años que dedicó a difundir su Palabra. La parábola del sembrador es, como dirían en esa tienda, un “parabolazo” o un “parabolón”. Seguir leyendo LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: BROTES VERDES.

LAS PUERTAS DEL CORAZÓN

heart_door

Un reino en guerra civil, no puede subsistir. Una familia dividida, no puede subsistir. (Mc 3, 22-30)

El guión de este post, que sirve para razonar a propósito de este Evangelio, nos lo dejó escrito el Papa Francisco cuando apenas estrenaba el puesto de Obispo de Roma.

¿Existe una guerra civil en nuestras vidas? La referencia de Jesucristo en este pasaje del Evangelio de Marcos, ¿se puede aplicar de alguna forma a nuestra situación actual?

Sin conocerte de nada te diría que sí. Que tanto tú como yo caemos con frecuencia en las emboscadas que nos tiende en más pertinaz de nuestros enemigos. Quien no descansa con sus tentaciones y nos sirve en bandeja excusas para participar en su guerrilla más rentable: la crítica.

Dice Jesús que nadie puede meterse en la casa de un hombre forzudo si primero no lo ata. Se trata hoy de entender cómo comenzamos a atar a ese Malamén que con tanto sigilo se pone en medio de las familias unidas. Seguir leyendo LAS PUERTAS DEL CORAZÓN

SI TIENES LO QUE HAY QUE TENER…DÁMELO

AMOR DE PADRE

A ver si me escucháis bien: al que tiene se le dará, al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener.

Lucas 8, 16-18

¡A ver si estamos en lo que hay que estar…!

¡Niños atentos…!

¡Un poquito de atención por favor…!

Algunas veces resulta comprensible que Jesús pierda la paciencia con sus seguidores porque tanto aquellos como los de hoy, como dicen en mi tierra, “tenemos un rato de faena”, es decir, que somos un poquito complicados.

En ocasiones Dios tiene que andar llamando nuestra atención como puede para que nos dispongamos a oírle e hizo muy bien en pasarlo a limpio Lucas cuando nos lo dejó escrito en este capítulo del Evangelio.

¡A ver si me escucháis bien!

…al que tiene se le dará, al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener.

Pues yo no me entero.

El que tiene, ¿qué? ¿Qué es lo que tengo que tener, que si lo tengo, El me va a dar más? Seguir leyendo SI TIENES LO QUE HAY QUE TENER…DÁMELO

REFLEXIONES EN TORNO A UN GRANO DE MOSTAZA

MOSTAZA10

…el grano brota y crece, sin que él sepa cómo. La tierra da el fruto por sí misma; primero hierba, luego espiga, después trigo abundante en la espiga. Y cuando el fruto lo admite, en seguida se le mete la hoz, porque ha llegado la siega.(Mc 4,26-34)

Nunca se habrá hablado tanto de algo tan pequeñito como cuando sacamos a relucir las excelencias del famoso grano de mostaza que Jesús usó como ejemplo para acomodarse al entender de sus discípulos.

Vaya diplomacia que utiliza el evangelista Marcos para describir la inagotable paciencia pedagógica del Señor a la hora de explicarle las cosas a sus seguidores: “acomodarse al entender”. Es algo así como decir “para que se enteraran de una vez por todas…”

Esta tarde, cuando mi hija me pregunte a la hora que tiene que regresar tras salir con las amigas, voy a tratar de “acomodarme a su entender” para que asuma que las 11 de la noche no es muy temprano, sino que es la hora correcta para que un viernes noche, una chica de su edad ya esté de vuelta. Espero no tener que recurrir al grano de mostaza para explicárselo… Seguir leyendo REFLEXIONES EN TORNO A UN GRANO DE MOSTAZA

LA VID, EL SARMIENTO… Y LA PODA

Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta,

y todo el que da fruto, lo limpia, para que dé más fruto

(Jn 15,1-8)

Esta es una frase extraída del Evangelio de hoy,

puedes leer el texto completo pulsando aquí

.

¿Otra vez? ¿De nuevo Jesús nos habla hoy de la vid y el sarmiento?

Muy torpes nos tiene que ver el Señor cuando insiste tanto con este mensaje que nos viene dando desde hace 4 días.

Es como ese profesor que después de haber dado la lección al completo y cuando todos creen saberla, vuelve a abrir el libro por el principio para volverla a explicar.

Pues sí, como decíamos hace unos días, cada jornada, aún con el mismo texto evangélico, Jesús nos dice cosas diferentes.

Si bien el otro día, con este mismo Evangelio el protagonista fue ¡un cocodrilo!  (léelo pulsando aquí), hoy parece que nos habla de otro asunto.

Hoy hablamos de la poda.

Se trata de un proceso del que es mejor hablar después, y no durante, el tiempo en que la estás experimentando.

Pero, ¿qué es esto de la poda? Seguir leyendo LA VID, EL SARMIENTO… Y LA PODA

A POR EL VIÑADOR DE HOY… CONFIADOS

 

Envió un siervo a los labradores a su debido tiempo

para recibir de ellos una parte de los frutos de la viña

(Mc 12,1-12)

.

.

Hoy Jesús vuelve a traernos el Evangelio de los viñadores homicidas. Puedes leerlo pulsando aquí.

No hace mucho que hablamos de esta parábola. En aquella ocasión la tomé con los viñadores (pulsando aquí puedes leer la entrada titulada “Matar al dueño o a su hijo“)

Hoy Dios me ha vuelto a decir otra cosa diferente con esta lectura. Es lo que tiene su Palabra, que cada vez que la oyes te dice algo apropiado al momento que estás viviendo.

En días atrás he vivido situaciones que seguro que un cristiano como tú ha experimentado en alguna ocasión. Son esas en las que te toca hablar de Dios en un foro en el que no esperabas hacerlo o porque alguien te pregunta. Como no, el Señor como siempre con sutileza, hoy nos ayuda a entender cuál nuestra misión en estos casos. Seguir leyendo A POR EL VIÑADOR DE HOY… CONFIADOS

¡PODEMOS!

¿Podéis beber la copa que yo voy a beber,

o ser bautizados con el bautismo con que yo voy a ser bautizado?».

Ellos le dijeron: «Sí, podemos»

(Mc 10,32-45)

·

·

Lejos de interpretar como palabras de ánimo para una victoria deportiva, el titulo de la entrada de hoy nos sirve para exhortarnos, levantarnos, animarnos o motivarnos a imitar al protagonista de la imagen.

Obviamente no se trata del mismo Jesucristo, es un señor que al que se ha caracterizado para ser fotografiado evocando a nuestro Señor.

Pero no podemos negar que se trata de una fotografía impactante que nos conduce a pensar que sin duda estamos ante el mismo Cristo.

Si nos invitan a una fiesta de disfraces tendríamos fácil como caracterizarnos una vez que decidamos a quién queremos imitar. Si elegimos, por ejemplo, ser Blancanieves basta con comprarnos un traje largo de falda azul y parte de arriba roja y el resto, sobre todo si eres mujer, solo es maquillarse un poco. Para los hombres, nos sería más fácil elegir el disfraz de superhéroe. Comprando el traje del hombre con súper poderes de moda (no me refiero a ningún presidente de entidad bancaria) y haciendo un poco el ridículo con el atuendo colocado, ya seríamos uno más en la fiesta.

¿Y si queremos disfrazarnos de Cristo? Seguir leyendo ¡PODEMOS!

VEN, SÍGUEME. ¿POR QUÉ NO?

…nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido (…)

Jesús dijo: «Yo os aseguro: nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por mí y por el Evangelio, quedará sin recibir el ciento por uno”

(…) muchos primeros serán últimos y los últimos, primeros.

(Mc 10,28-31)

·

·

Ayer Jesús le pedía al joven rico que dejara todo para seguirle. Las dudas le atormentaron y dejó de hacer lo que quizá le pedía su interior.

Aquel joven se aferró a la felicidad inmediata y efímera que da lo material. (Puedes leer la entrada de ayer pulsando aquí)

Hoy el evangelista Marcos nos continúa comentando cómo terminó aquella situación con la reacción de sus apóstoles.

Puedes leer el Evangelio de hoy pulsando aquí.

Pedro, consciente de que lo ha dejado todo para seguirle, tiene interés en saber cuál será la recompensa.

Como cualquiera de nosotros, la piedra donde Jesús comenzó a edificar su Iglesia, se diría para sí: oye, que estamos aquí todo el día contigo, para arriba y para abajo,  hemos dejado nuestros negocios, nuestros amores, nuestros proyectos, ¡nuestra vida!… y no hemos tenido reparo en abandonarlo todo por seguirte. ¿Con qué nos premiarás? Seguir leyendo VEN, SÍGUEME. ¿POR QUÉ NO?

EL FANTÁSTICO COCHE

…anda, cuanto tienes véndelo y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo; luego, ven y sígueme.

(Mc 10,17-27)

·

·

Cuando preparas la celebración del cumple de tu hijo pequeño, todo te parece poco para adornar la fiesta. Que si los globos, la tarta, las golosinas, el confeti… todo listo y dispuesto para una gran celebración que en una tarde ya se habrá acabado.

Luego, cuando todos se han ido, vuelves al lugar del evento, y todo presenta un aspecto desastroso: el suelo lleno de papelitos, globos por todos sitios, las chuches por el suelo… ¡menuda fiesta!

Ahora toca recoger.

Pues si eso es para una tarde, cómo me iba a encontrar yo esta mañana el tiempo litúrgico después del fiestón de 50 días que nos hemos dado los cristianos desde que resucitó el Señor hasta que tuvo a bien enviarnos su Espíritu.

Hoy retomamos el tiempo ordinario y otra cosa no se, pero orden y sentido no le falta a nuestra santa madre Iglesia. Seguir leyendo EL FANTÁSTICO COCHE

TÚ LO CONOCES TODO

¿Me amas más que estos?

Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.

(Jn 21,15-19)

·

·

Me parece muy cotidiana la conversación que mantuvo Jesús con Pedro y que hoy nos la cuenta a nosotros en el Evangelio.

Es de esas situaciones que hoy se convertirían en cotilleo al llegar a nuestros oídos.

El diálogo entre dos amigos sería más o menos este:

“Oye, me he enterado de una cosa, ¿sabes qué le preguntó Jesús a Pedro?.”  -con esto despertaría el interés de su amigo y continuaría- “Le preguntó que si le quería, y se lo preguntó ¡por 3 veces!!.

Otra vez, ¡Pedro tuvo que responder en tres ocasiones!

Pero lo más fuerte, es que Jesús quería saber si Pedro lo amaba más que los otros.

Al mismo que lo negó 3 veces, ahora que se le aparece resucitado le pregunta que si le quiere ¡más que los demás!…”

El amigo oyente, nervioso, insiste:

“¿Y qué? ¿Qué le respondió? Seguro que le diría que claro, que lo quería más que nadie… lo normal es que Pedro diga una cosa para quedar bien y luego ya se sabe…”

Con esto aparecen los inevitables juicios e interpretaciones cuando solo bastaría con contar lo sucedido…

Pero el caso es que Pedro nos da un lección ejemplar. Seguir leyendo TÚ LO CONOCES TODO

TIRAR DEL CARRO

…Felipe, oyendo que el hombre leía al profeta Isaías, le preguntó:

“¿Entiendes lo que estás leyendo?”

El le contestó:

 “¿Cómo voy a entenderlo, si nadie me lo explica?”

(Hechos de los Apóstoles, 8, 26-40)

:

En el día de hoy vamos a cambiar la costumbre. No tomaremos la referencia de una frase del Evangelio para desarrollar la entrada.

En esta ocasión voy a compartir contigo la primera lectura del día para que puedas leerla al completo si no tienes oportunidad de ir a misa y oírla antes de recoger el bombón que Dios te tiene guardado para ti.

Antes que nada, comencemos deleitándonos con este bello relato:

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (8, 26-40)

En aquellos días, un ángel del Señor le dijo a Felipe:

“Levántate y toma el camino del sur, que va de Jerusalén a Gaza y que es poco transitado”.

Felipe se puso en camino. Y sucedió que un etíope, alto funcionario de Candaces, reina de Etiopía, y administrador de sus tesoros, que había venido a Jerusalén para adorar a Dios, regresaba en su carro, leyendo al profeta Isaías. Seguir leyendo TIRAR DEL CARRO

EXISTE VIDA ANTES DE LA MUERTE

Eran las 8,44 de la mañana.

A esta hora ya había estado en Misa, tomado 2 cafés, había visto las noticias de la mañana,  ojeado dos periódicos, uno digital y otro impreso, incluso había repasado un par de reflexiones sobre el Evangelio de hoy… material suficiente para armar las palabras necesarias en el objetivo de completar mi artículo de hoy en esta página que gira en torno a la experiencia de vida de un aprendiz de cristiano.

A diario trato de enlazar todo lo que me va ocurriendo, pues cada día estoy más convencido de que Dios nos habla a través de los acontecimientos cotidianos. Y donde menos me lo esperaba esta mañana leí la frase que cierra el mensaje de la lección de hoy.
Además, el autor es Eduard Punset, Seguir leyendo EXISTE VIDA ANTES DE LA MUERTE

PADRENUESTRO: la oración que Cristo nos enseñó.

No es la primera vez que hablo sobre el Padrenuestro. En el Evangelio de ayer, martes 27 del tiempo ordinario, Jesús nos enseñó a orar al Padre y hoy vuelvo a reflexionar sobre la más importante de las oraciones.

Tras escuchar la Palabra de Dios esta semana en las lecturas del Evangelio de Lucas, compruebo que todas se complementan hasta concluir en unas instrucciones muy concretas sobre cómo ha de ser nuestra conducta ante Dios y cómo debemos orarle.

Te hago un resumen sobre lo que Jesús nos ha dicho esta semana y las conclusiones a las que he llegado. Si quieres volver a leer estas palabras de Jesús, pulsa aquí para ver todas las lecturas del tiempo ordinario y selecciona la semana 27.

El lunes, con la parábola del buen samaritano, la más famosa y leída del Evangelio de Lucas, el único que la menciona, Dios nos hace reflexionar sobre la caridad. De cómo un cura y un levita, los considerados “oficialmente buenos” en el pueblo judío, dejan sin atender a un malherido que se encuentran en su camino, y como un samaritano (extranjero) sí obedece a la obligación del cristiano. A destacar cómo este trata a un desconocido: se paró a atenderlo, lo vendó, lo cuidó, pagó su posada y prometió que volvería. ¿Haríamos esto nosotros ante una persona que no sabemos quién es?

Insiste Jesús en el Evangelio del martes. Seguir leyendo PADRENUESTRO: la oración que Cristo nos enseñó.

LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR

Este domingo XV (A) del tiempo ordinario podemos Jesús nos muestra en el Evangelio una de las parábolas con más fuerza y la vez con más encanto ya que sale al completo de sus palabras un mensaje muy didáctico y aleccionador. Mensaje que cada uno de nosotros completaremos con la actitud que mostramos al recibir su palabra.

En la parábola del sembrador (pulsa aquí para leerla) Jesús nos dice: ” Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el maligno, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón.”

La parábola nos dice que existen cuatro terrenos de igual extensión, y que existen cuatro tipos de actitudes humanas frente a la escucha del Evangelio. El contexto del evangelio nos hace suponer que la mayor parte del terreno existente es de buena calidad, por lo tanto debemos continuar sembrando la preciosa semilla.

Pero, sin olvidar que también existen los otros tres tipos de terreno.

ACTITUD ANTE LA PALABRA: El QUE ESCUCHA Y NO ENTIENDE

El sembrador es el Dios que nos da su Palabra a través del que predica . Seguir leyendo LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR

DIOS SIEMPRE LLEGA A TIEMPO

Todos los domingos por la tarde, después de la misa matinal en la iglesia, el sacerdote y su sobrino de 11 años iban a repartir boletines por el pueblo a cada persona que veían. Estos boletines contenían información sobre lo mucho que nos ama Dios y sobre la importancia de ser católico. Este Domingo en particular, cuando llegó la hora de repartir los boletines, el tiempo estaba desapacible, la temperatura era baja y además empezaba a lloviznar. El niño se abrigó para el frío y le dijo a su tío:, ‘Estoy listo’.

Su Tío, el sacerdote, le contestó Seguir leyendo DIOS SIEMPRE LLEGA A TIEMPO

Parábola de los viñadores homicidas

Extraído de www.encuentra.com

Enrique Cases

“La piedra que rechazaron los constructores, ésta ha llegado a ser la piedra angular. Es el Señor quien ha hecho esto y es admirable a nuestros ojos?

Jesús prosigue su enseñanza en el Templo. La tensión aumenta. aunque la atención a sus palabras es grande y utiliza de nuevo el ejemplo de la viña; pero ahora los tintes van a ser más dramáticos. “Cierto hombre que era propietario plantó una viña, la rodeó de una cerca y cavó en ella un lagar, edificó una torre, la arrendó a unos labradores y se marchó de allí. Cuando se acercó el tiempo de los frutos, envió a sus criados a los labradores para percibir sus frutos. Pero los labradores, agarrando a los criados, a uno lo golpearon, a otro lo mataron y a otro lo lapidaron. De nuevo envió Seguir leyendo Parábola de los viñadores homicidas