Archivo de la categoría: MIS ESCRITOS 2013

SI QUIERES, PUEDES LIMPIARME

20130117-120322.jpg

 

“En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: «Si quieres, puedes limpiarme». Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó diciendo: «Quiero: queda limpio». La lepra se le quitó inmediatamente y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente: “No se lo digas a nadie” Mc 1, (40-45)

¿Por qué el Señor quería que los que le rodeaban no confesaran a los cuatro vientos que Él era el Cristo? ¿Qué interés tenía? ¿Deseaba acaso esconder algo?”

Indudablemente Jesús sabía que sí dejaba que su fama superara a su verdadera condición de Hijo de Dios con una clara misión que culminaría muriendo en la Cruz por los hombres, ese loor de multitudes le llevaría a confundir a muchos sobre el verdadero significado del amor.
Se acabaría convirtiendo en un ídolo de masas, pero quizá pocos reconocieran su verdadero mensaje.

Hasta el mismo Hijo de Dios se desprendió de sí mismo para que todos nos demos cuenta que nada es para siempre si no es para dar gloria a Dios.

De nuevo hoy Jesús nos deja una importante nota para que la pinchemos en nuestro tablón de cosas pendientes: hacer las cosas con discreción.

Seguir leyendo SI QUIERES, PUEDES LIMPIARME

LA SEQUEDAD ESPIRITUAL

SEQUEDAD

(..) Al atardecer, a la puesta del sol, le trajeron todos los enfermos y endemoniados; la ciudad entera estaba agolpada a la puerta. Jesús curó a muchos que se encontraban mal de diversas enfermedades y expulsó muchos demonios.

De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se levantó, salió y fue a un lugar solitario y allí se puso a hacer oración. Simón y sus compañeros fueron en su busca; al encontrarle, le dicen: «Todos te buscan». El les dice: «Vayamos a otra parte, a los pueblos vecinos, para que también allí predique; pues para eso he salido»(Mc 1,29-39).

 

Estamos leyendo unos evangelios estos días en los que Jesús se nos muestra muy activo.

Una agenda muy completa: sale de la Sinagoga, se marcha para casa de Simón y Andrés a curar a su a la suegra de Pedro. Una tarde de sobremesa con los suyos y a atender a los necesitados que le esperan en la puerta Por la noche, una vez todos atendidos, Jesús se marcha a orar.

Imagino que al final del día debía estar realmente agotado. Sin embargo cuando le encuentran de nuevo le advierten que le están esperando y Él decide que es momento de partir hacia otro lugar.

Como es costumbre en este blog voy a tratar de actualizar este mensaje de hace dos mil y pico años a lo que Jesús nos dice a ti a mi esta mañana de enero. Seguir leyendo LA SEQUEDAD ESPIRITUAL

CUENTA CONMIGO

cuenta conmigo

Jesús les dijo: «Venid conmigo, y os haré llegar a ser pescadores de hombres». Al instante, dejando las redes, le siguieron. (Mc 1,14-20)

Bueno, pues ahora sí. Ahora ya se ha acabado la Navidad, la Epifanía y el Señor, ya bautizado se ha puesto a reclutar su equipo para completar su misión.

Jesús ha salido a la calle esta mañana buscando los especialistas que le van ayudar a completar la labor que le encomendó el Padre y que una vez más se dispone a realizar con el comienzo de este nuevo tiempo ordinario.

A este blog le hemos cambiado el color de su cabecera para que nos situemos bien. El verde, color de la casulla del sacerdote en este tiempo, nos va acompañar hasta el miércoles de ceniza, el 13 de febrero.

Esta mañana, antes de redactar este texto he vuelto a ver un fragmento de la película Ocean´s Eleven, protagonizada por el guapo (eso dicen las féminas) George Clooney.  Seguir leyendo CUENTA CONMIGO

¿QUIÉN MANEJA MI BARCA?

barca

Viendo el trabajo con que remaban, porque tenían viento contrario, a eso de la madrugada, va hacia ellos andando sobre el lago, e hizo ademán de pasar de largo.” (Mc 6,45-52)

En España ha quedado para el recuerdo (o para el olvido) un último puesto en el festival de Eurovisión con una canción cuyo estribillo decía aquello de “¿quien maneja mi barca, quién…?. .que a la deriva me lleva…”

Hoy sin embargo hablaremos de otra barca, que precisamente no te llevará a la deriva si sabes hacer un hueco a alguien muy especial para que lleve el timón.

Seguro que has vivido la situación que el Evangelio de hoy describe.

En tu día a día estás viviendo situaciones en las que tienes el viento contrario. Momentos en los que se te hace muy difícil continuar remando.

La barca sobre la que conduces tu vida parece imposible que siga avanzando. Incluso eres tú el que se cansa de remar y decides abandonarte a la suerte del agua brava que en ese momento se adueña de la situación porque ya no puedes más. Seguir leyendo ¿QUIÉN MANEJA MI BARCA?